El Anuario Estadístico del Instituto de Medicina Legal informa que en el 2016 se realizaron 4, 941 peritajes por violencia sexual, de los cuales, 4, 296 fueron mujeres, es decir el 87% de las víctimas de este delito. Son niñas, niños, adolescentes y mujeres jóvenes quienes encabezan las estadísticas como víctimas de este delito; en tanto los agresores son hombres conocidos, novios, padrastros, padres biológicos, parejas, exparejas y exnovios.

Esta realidad que apenas representa el universo de los casos denunciados, nos dice mucho de los significados que las sociedades como la nuestra otorgan a la masculinidad y la feminidad. Parece claro que para muchos hombres la masculinidad se expresa como virilidad, como potencia sexual, como capacidad de invadir los cuerpos de las niñas, de las mujeres, a quienes se les consideras objetos carentes de voluntad y de deseo.

Frente a una sociedad que presenta altos niveles de tolerancia frente a la violencia machista y un Estado que promueve la impunidad, muchas mujeres han encontrado en las redes sociales virtuales un espacio para denunciar las agresiones que sufren cotidianamente y para interpelar a los medios de comunicación y otros reproductores de imaginarios sexistas, machistas, racistas, homolesbotranfóbicos.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversamos con dos jóvenes feministas: Yajaira Gutiérrez Orozco del Observatorio Contra el Acoso Callejero – Nicaragua y con Gema Manzanares de EnRedadas, por el arte y la tecnología. Con ellas platicamos sobre sobre cómo las plataformas virtuales son hoy en día, un sitio de denuncia de la violencia sexual, además conoceremos de estrategias para contrarrestar discursos de odio en las redes sociales virtuales.

Gema Manzanares – EnRedadas

Gema Manzanares – EnRedadas

Redes sociales y abordaje de la violencia machista

En opinión de Gema Manzanares, las redes sociales son un medio de comunicación autónomo que rompe la tradición de medios de comunicación masivos caracterizados por ser unilaterales. A través de las plataformas virtuales “expresás lo que querés”, dijo. Considera una ventaja que mediante las redes sociales los discursos llegan íntegros a las audiencias porque no hay una persona detrás que vaya a editarlos “lo que yo digo es lo que la gente va a saber”, manifestó.

Yajaira arguye que las redes sociales son como un laboratorio donde hay activistas contrarrestando discursos de odio, pero también, hay personas que legitiman distintas expresiones de la violencia machista. Por ello, considera vital que exista un uso político de las plataformas virtuales y que se ponga en evidencia a agresores y acosadores para que exista una “sentencia social” y a la vez, se genere conciencia.

Yahaira Gutiérrez Orozco – OCAC

Yahaira Gutiérrez Orozco – OCAC

Para Gema y Yajaira, casos emblemáticos como el de Cinthya Zeledón en términos de acompañamiento a las víctimas de violencia y de construcción de nuevas narrativas en torno a la misma, posicionan el mensaje de que las víctimas “no están solas” que existe una colectividad para acompañar y acuerpar.

“Las mujeres estamos hartas de un sistema que no da respuesta”, refirió Gema al hablar del sistema de justicia indolente ante el sufrimiento de las mujeres víctimas de violencia. Ambas invitadas lamentan que desde los medios de comunicación tradicionales, la violencia sea abordada como un espectáculo, y es por ello que tampoco motivan a verlos como alternativa para denunciar.

A otras mujeres que han sobrevivido a situaciones de violencia y que no se atreven a denunciar a los agresores, Gema les dice que no están solas, que existen mujeres y feministas organizadas y que “algo podemos hacer juntas”. Yajaira pone énfasis en “yo te creo”, como una expresión de solidaridad y empatía con las víctimas.

Les invitamos a escuchar y descargar este programa y conocer más sobre el papel juegan las redes sociales en el abordaje de la violencia machista y también, el trabajo realizan en materia de prevención de la violencia machista los colectivos a los que pertenecen nuestras invitadas, asimismo, cómo pueden sumarse otras personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *