Sanar las heridas que deja la violencia

29/11/2019

Consternación, repudio, indignación, asco, dolor, vergüenza, asombro, temor, tristeza, frustración, coraje, impotencia, insomnio, angustia, desesperanza, resentimiento, náuseas, cansancio, forman parte de los impactos que la violencia machista y la violencia desatada por el régimen Ortegamurillo ha provocado en miles de adolescentes y jóvenes nicaragüenses.

Este es un segmento del Programa Feminista La Corriente, se compartirá con la audiencia de Radio Corporación.

Se transmite Lunes, Miércoles y Viernes a las 7:10 de la mañana con retransmisión en el Noticiero 10 en punto a las 10 de la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *