Archivo de la etiqueta: género

Entre septiembre 2017 y febrero 2018, el Programa Feminista La Corriente con la colaboración de la Universidad Centroamericana, llevó a cabo el Diplomado “Género, Sexualidad y Violencia”.

27 activistas provenientes de la Costa Caribe, del norte-centro y del pacífico de Nicaragua, invirtieron cuando menos 200 horas de reflexión sobre temas de vital importancia para el reconocimiento, ejercicio y defensa de las libertades individuales y colectivas en el ámbito de la sexualidad, la reproducción y el derecho a vivir libres de violencia machista.

Defensores de derechos humanos, comunicadoras sociales, artistas, líderes indígenas, ambientalistas, docentes universitarias, psicólogas entre otras, forman parte de este grupo que con la facilitación de diez docentes y conferencistas, constituyeron una compleja síntesis que amalgama experiencias vitales y teoría crítica.

El Diplomado entre cuyos objetivos se destacan la crítica a los imaginarios sociales en torno al cuerpo, la sexualidad y el poder; contribuir al desarrollo de capacidades de activistas jóvenes y ampliar diálogos entre el movimiento feminista, organizaciones de jóvenes y colectivos LGTB; es sin dudarlo, un laboratorio necesario para la construcción de nuevas narrativas, capaces de hacerle frente a los crecientes fundamentalismos religiosos, políticos y económicos que reclaman cuerpos sometidos.

El diseño del Diplomado parte de una comprensión compleja de la sexualidad en donde los deseos, los engranajes de disciplinamiento -también llamadas identidades de género- los traumas que genera la represión y la violencia, hablan a través de múltiples experiencias en el ámbito erótico, afectivo, intelectual y espiritual.

Para algunas-algunos-algunes, este Diplomado ha sido una especie de sobredosis en términos de cuestionar hasta la raíz, mucho de lo que nos ha sido dicho acerca del deseo, de lo masculino/femenino, de la maternidad y la paternidad, del aborto, de la violencia machista.

Somos conscientes que es sumamente difícil desmontar muchos de los prejuicios en los que hemos sido socializadas, pero tenemos la seguridad que esta inversión además de necesaria, será fructífera.

De acá para adelante, nos veremos como lo que somos: cuerpos en conflicto, es decir, en permanente proceso de construcción-deconstrucción. Cuerpos que no se conforman, que se inventan y desafían. Cuerpos que dudan de todo lo dicho y aprendido, de todo lo deseado, de todo lo que rechazamos a priori.

Reconocemos que la disposición y compromiso del cuerpo docente, el respaldo de la Universidad Centroamericana y el apoyo de Oxfam Nicaragua, fueron vitales para el éxito de tan maravilloso ensayo.

En todos los tiempos de la historia conocida, la belleza ha estado en el centro de la vida, los debates, los textos, la historia, la literatura. Pero particularmente la belleza de las mujeres ha despertado grandes inquietudes, por un lado por el énfasis en que sean ellas las que tienen la obligación de serlo y no los hombres y por otro, debido a los estándares que se establecen que no dan cuenta de la diversidad de las mujeres en el mundo.

Sobre este tema platicamos en nuestra última edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas con la comunicadora, artista y feminista María Félix Morales, quien comparte que “los estándares de belleza además de búsquedas se convierten en presiones sociales”.

El modelo de belleza femenina no siempre ha sido el mismo, la historia demuestra que este ha ido cambiando, ajustándose a exigencias machistas que posicionan la belleza como el camino para una mujer de éxito, sin importar el impacto negativo que esto genera en la vida y cuerpos de las mujeres.

MafeMaría Félix recalca que ese prototipo de belleza tiene como características el ser bonitas, elegantes, carismáticas y delgadas con la intensión de “desactivar socialmente” a aquellas otras mujeres cuyos cuerpos se alejan se esa imposición.

Además, María Félix añade que las familias, los medios de comunicación, hasta el arte, son grandes responsables de inculcar a las mujeres desde pequeñas esa belleza idealizada, donde el único beneficiado es el sistema a costa del sufrimiento de las mujeres que torturan sus cuerpos con dietas, cirugías y que recaen incluso en enfermedades como la anorexia o bulimia, siendo esto un desgaste físico, emocional, mental incluso económico.

“El feminismo me ha hecho ver las cosas diferentes” expresa María Félix al comentar desde su vivencia corporal cómo se ha enfrentado a la ruptura de estereotipos de la estética de los cuerpos y agrega que “la personalidad de una persona no se debe medir por cómo se ve”.

miami beacgDVR-2GPкак дать рекламу в интернете бесплатно