Archivo de la etiqueta: lesbofeministas

Históricamente el régimen heterosexista ha considerado a las mujeres como cuerpos para el placer masculino, cuerpos que deben responder a las expectativas y demandas de todos los hombres.  La existencia lésbica se rebela contra este mandato y pone en evidencia la autonomía de los cuerpos de las mujeres en el ámbito de lo erótico.

Durante el Séptimo Encuentro Lésbico Feminista celebrado en Chile en 1996, se decidió que el 13 de octubre celebrarán las rebeldías lesbianas en Latinoamérica y el Caribe. Fue el 13 de octubre de 1987 que se realizó en México el primer Encuentro Lésbico-Feminista de América Latina y El Caribe.

Este día las lesbianas feministas en muchos países de la región realizan diversas actividades encaminadas a cuestionar la heterosexualidad obligatoria, afirmar la existencia de las lesbianas y exigir respeto a sus derechos.

A propósito de esta conmemoración, en esta edición de Cuerpos Sin Vergüenzas nos acompañaron Martha Villanueva del Grupo Lésbico SAFO y Katya Acuña, activista lesbofeminista, ambas conversaron sobre la realidad de las lesbianas en una sociedad como la nicaragüense, atrapada en una moral sexual que establece dobles y triples raceros para hombres y mujeres.

“No hay nada más placentero que ser lesbiana en libertad”

Nuestras invitadas reconocen que en el feminismo han encontrado una oportunidad para reivindicar la existencia, el orgullo y placer de ser lesbianas. Katya Acuña expresó que el feminismo es lo que le ha permitido politizar su lesbianismo, tener mayor confianza y tranquilidad, además, ha hecho posible el encontrarse con otras disidentes sexuales.

Martha Villanueva manifestó que ser lesbianas rebeldes implica rebelarse al sistema, a la heterosexualidad obligatoria, a mandatos de género estrictos por el hecho de ser mujer como la maternidad o el matrimonio, poder salir a las calles y gritar “yo soy una mujer lesbiana, tengo derechos”. Ella afirma que el feminismo ha sido la base para el crecimiento así como la deconstrucción y construcción constante en sus experiencias lésbicas.

Martha Villanueva

Martha Villanueva

Katia Acuña señaló que muchas expresiones de violencia a las que se enfrentan, están marcadas por el hecho de ser mujeres y ser lebianas. Martha y Katya coinciden en que estas formas de discriminación se viven en la familia, en los trabajos, en la calle y otros espacios de socialización.

Katya destacó que el feminismo ha hecho posible que hoy en día exista más apertura para nombrarse lesbianas, ser visibles, hacer realidad el placer vivido de otra manera “no hay nada más placentero que ser lesbiana en libertad”, dijo.

Katya Acuña

Katya Acuña

En Nicaragua la rebeldía lésbica ha sido conmemorada mediante acciones de movilización social y también, espacios de diálogos y ferias educativas, remembró Martha. Para ella “necesitamos hacer acciones en conjunto, es vital”, instando así, al trabajo en articulado entre colectivos lésbicos.

Les invitamos a escuchar y descargar esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas para conocer más sobre el porqué hablamos de rebeldía lésbica, cuáles son las principales expresiones de discriminación que enfrentan las mujeres lesbianas en Nicaragua y cuáles son las principales demandas que los colectivos lésbicos han planteado al Estado nicaragüense.

Compartimos en este material algunas reflexiones de activistas lesbianas feministas que participaron en el primer encuentro nacional lésbico-feminista en octubre 2016 en ocasión de la celebración del Día de la Lésbica.

No somos amigas, nos comemos el coño…

El pasado 26 de abril las mujeres lesbianas en muchos países, salieron a conmemorar en el espacio público el Día de la Visibilidad Lésbica, como una forma de mostrarle a la sociedad que las lesbianas existen y resisten a la heternormatividad.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversamos en cabina con Ana Lucía Guerrero y Tania Rizo, activistas lesbofeministas, quienes compartieron qué significa ser lesbianas visibles y por qué es importante que la sociedad y el Estado respeten los derechos humanos de todas las mujeres lesbianas.

“Lo que no se nombra no existe”

Ana señala que es fundamental hacer visible que los derechos de las mujeres lesbianas se están violentando, que es importante reivindicar posturas y derechos y nos recuerda la histórica consigna feminista “lo que no se nombra no existe”.

Para Tania también es crucial nombrarse lesbiana y desde su experiencia personal, comenta que esto le ha significado una vida más feliz, más tranquila y que ha sido un proceso que varias personas han acompañado.

Tania

Salir del clóset

Tania menciona que el hecho de “no decir públicamente que somos lesbianas, niega, invisibiliza todos los aportes que hacemos las mujeres lesbianas a la sociedad”. Sin embargo, también expone que no se le puede exigir a nadie salir del clóset y alude que para ella ha sido un largo proceso.

Ana refiere que salir del clóset representa para ella “sentirme libre”, “ser yo misma”, y comenta que en particular, le gusta hacer sentir incómoda a la gente en los lugares donde no está bien visto ser abiertamente LGBT. Agrega que no estar legalmente reconocidas como un modelo de familia representa un acto de invisibilización.

Ani

La familia

Nuestras familias son los referentes afectivos más cercanos y su aceptación y/o rechazo impacta ya sea positiva o negativamente en las personas LGBTI. Ana detalla que la relación con su mamá ha sido muy cercana y la acepta como mujer lesbiana igual que otros familiares, pero que esto ha implicado también, acompañamiento mediante procesos de sensibilización.

La experiencia de Tania es distinta. Ella dice que su mamá le reclama que sea una lesbiana pública, una “lesbiana a todo color” y le exige ser menos evidente. Y el llamado que hace es “si quieren que seamos felices, que nos respeten”.

Demandas

Ambas invitadas denuncian que la discriminación sigue estando presente y que conocen de actos lesbofóbicos en centros comerciales y centros recreativos, por lo que instan al Estado y la sociedad, que se les reconozcan y respeten sus derechos sin exclusión alguna por la orientación sexual e identidad de género.

Motivan a que lesbianas se acerquen a grupos feministas en sus municipios porque han sido las mujeres feministas quienes han abierto el camino hacia una vida libre de discriminación y sugieren el “trabajar para adentro”, es decir, dar apertura a procesar historias de vida para poder llegarle a más gente.