Archivo de la etiqueta: violencia machista

En el «I Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe» realizado hace 36 años en Bogotá, Colombia las feministas de América Latina ahí reunidas, acordaron el 25 de Noviembre como día para conmemorar la lucha contra la violencia hacia las mujeres en esta región. Fueron las feministas dominicanas las que propusieron este día para conmemorar a las hermanas María Teresa, Minerva y Patria Mirabal, torturadas y asesinadas por la dictadura del General Trujillo en 1960.

Fueron también las feministas latinoamericanas quienes propusieron a la Organización de Naciones Unidas retomar esta fecha para conmemorar el Día Internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres, en 1999.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversamos con María Teresa Blandón, docente, directora del Programa Feminista La Corriente e integrante del Movimiento Feminista de Nicaragua. Con ella reflexionamos sobre las causas estructurales de la violencia y qué podemos hacer para avanzar en su erradicación.

Violencia machista en Nicaragua

María Teresa Blandón compartió datos que hacen visible la magnitud de la violencia machista en Nicaragua. Señaló que la Encuesta Nicaragüense de Demografía y Salud Endesa 2011/12 evidencia que 1 de cada 3 mujeres con edades de 15 a 19 años, casadas o en unión libre, han sufrido violencia psicológica, física, sexual y verbal por parte de sus parejas o exparejas.

También refirió que un estudio realizado por el Instituto de Medicina Legal entre 2012-2015 apunta que de 64 mil casos analizados a partir de peritajes hechos por esta institución, el 77% de las víctimas son mujeres, donde el 45% corresponde a agresión psicológica, física o económica y el 23% violencia sexual. Por otro lado, un informe de UNICEF del período 2013-2015 indica que 15, 584 niñas es la cifra de casos de abuso sexual en Nicaragua, con edades entre 0-17 años, 54% son adolescentes y 34% son niñas.

“Todos y todas deberíamos estar aterrados porque esta sociedad está tolerando, legitimando, promoviendo la violencia contra las mujeres, las niñas, adolescentes y jóvenes”, expresó María Teresa luego de compartirnos estas alarmantes cifras de la violencia contra las mujeres en Nicaragua.

“La violencia machista habla de la sociedad que somos”

MaríaTB

María Teresa Blandón

Al profundizar en las causas estructurales de la violencia, María Teresa afirma que “la violencia machista habla de la sociedad que somos” y que no puede y no debe verse aislada de lo que ocurre en conjunto de la sociedad.

“La violencia es una forma de articular un modelo de sociedad que es meramente machista, misógina, sexista, homofóbica. La violencia es una pedagogía, un recurso de todas las sociedades para establecer jerarquías, estructuras machistas de poder, se propone legitimar el predominio de lo masculino sobre las mujeres y reproducir el sometimiento de las mujeres en todos los planos”, continuó diciendo María Teresa.

Estado actual de la violencia machista en Nicaragua

María Teresa comentó que “el Estado de Nicaragua nunca se ha hecho cargo de construir una respuesta integral de cara a la violencia machista”, lo que refleja un Estado patriarcal y sexista, donde las mujeres o son vistas como ciudadanas de segunda categoría o no ciudadanas. Es un Estado que tiene como base la colonia española, que dejó instalado el sexismo, racismo y el machismo, recalcó.

Las organizaciones de mujeres lograron avanzar entre 1994 y 2005, afirma nuestra invitada. Fue durante este período que se aprobó la Ley 230 que por primera vez tipificaba distintas expresiones de la violencia contra las mujeres, se crearon juzgados especializados de violencia y un modelo de atención integral para las víctimas.

De 2007 a la actualidad, “empezamos a ir para atrás”, mencionó María Teresa. Si bien se logró aprobar la Ley 779 impulsada por la Agenda Económica de las Mujeres, el Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra, respaldada por feministas y movimientos de mujeres; al poco tiempo de haber sido ratificada por la Asamblea Nacional, esta ley fue reformada y posteriormente, el gobierno ordenó una reglamentación que distorsionó la naturaleza de dicha ley.

Esto convierte al Estado de Nicaragua en “un Estado cómplice de la violencia” y además, devela un interés manifiesto del poder ejecutivo de ocultar la realidad de violencia machista en el país, detalló María Teresa.

Les invitamos a escuchar y descargar esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas y conocer más sobre el estado actual de la violencia machista en Nicaragua, cuáles son las causas estructurales y cómo se reproduce.

SEGUIMOS PRESENTANDO 

La mañana del 10 de marzo presentamos con mujeres y hombres estudiantes de primero a quinto año y el personal docente de Secundaria del Valle, la campaña de comunicación “Ser violento te hace menos”.

María Teresa Blandón, directora del Programa Feminista La Corriente, disertó con una charla sobre la pedagogía del género y la violencia, enfatizando en los imaginarios sociales que sustentan la reproducción de la violencia machista, afirmando lo ineludible que resulta transformar las ideas atroces sobre el ser hombre y ser mujer.

_DSC0033 (1)

María Teresa exhortó que en el aprendizaje del género, se promueven significados distorsionados y problemáticos de la masculinidad y la feminidad “no necesitamos marcar falsas diferencias entre hombres y mujeres, necesitamos ver con sentido crítico las mentiras de la masculinidad y feminidad”, dijo durante la charla.

Al abrirse un espacio de debate, algunos hombres adolescentes señalaron que “no todos tenemos esa ideología machista”; “el machismo ya no tiene los mismos niveles que en los tiempos antiguos”. Una de las compañeras mencionó que las estadísticas de agresiones sexuales o de embarazos en adolescentes ocultan si las víctimas consintieron esas relaciones.

_DSC0038

María Teresa enfatizó que estas creencias constituyen imaginarios sexistas que justifican distintas expresiones de la violencia machista. Además, señaló que en Nicaragua existen marcos jurídicos que sancionan todo abuso que hombres adultos comentan sobre niñas, niños y adolescentes.

Otras compañeras categóricamente dijeron que “si el hombre es mayor de edad, él es un abusador (…) muchas muchachas no dicen nada, por la pena, por el miedo, porque las culpabilizan”;hay que educar sexualmente. A las mujeres no se les permite experimentar su sexualidad, a los hombres si, a las mujeres nos dicen fáciles, putas, nos insultan. Y a los hombres no se les señala, se les justifica”.

_DSC0083

Como señaló una de las adolescentes “es inaceptable que en pleno siglo XXI los hombres sigan irrespetando a las mujeres aunque digan que no todos lo son, muchos hombres si son machistas”, es por ello que creemos fundamental seguir generando espacios de reflexión y debate sobre el peso de los aprendizajes asociados al género.

Luego que las y los estudiantes compartieron sus opiniones, presentamos los productos de comunicación de la campaña, concluyendo con la entrega de materiales al estudiantado y docentes.

 

El 14 de febrero presentamos nuestra más reciente campaña “Ser violento te hace menos”, cincuenta mujeres y hombres jóvenes de distintas redes juveniles de Chinandega, se dieron cita en la Cámara de Comercio de Chinandega, convocados y convocadas por ASODEL.

A propósito de la fecha, el equipo del Programa Feminista La Corriente conversó sobre el vínculo estrecho entre amor romántico y violencia machista, dado que en nombre del amor, en las relaciones de noviazgo o de pareja, se comenten sinnúmeros de abusos producto de ideas distorsionadas que aprendemos sobre el amor.

El público tomó su tiempo para reaccionar frente a los mensajes de la campaña. Al tomar la palabra algunas mujeres comentaron: “la campaña está muy bonita, los hombres se creen siempre más fuertes y la campaña trata de decirles que ser violentos los hace menos”; “me parece correcto empezar a dar en el clavo”, “es cierto lo que dijeron, que todavía existe el patriarca colonial”, “vi reflejada a nosotras las mujeres en la campaña, por las violencias que sufrimos día a día”.

_DSC0033

Mientras las mujeres comentaban que les parecía buena idea dirigir mensajes hacia los hombres para cuestionar mandatos de género, algunos hombres se mostraron incómodos:

“¿Por qué no hablan de los buenos hombres? El 90 por ciento de los hombres no son violentos y solo el 10 por ciento de hombre sí son violentos”, comentó uno de los jóvenes.

El equipo de La Corriente contrarrestó los datos del joven presentando estadísticas del Instituto de Medicina Legal referente a agresiones sexuales durante el año 2015 donde se registra que del total de peritajes realizados, el 87.84% pertenecía a mujeres víctimas, siendo las niñas, adolescentes y jóvenes las mayores afectadas, los agresores sexuales que ellas denuncian son conocidos, novios, otros familiares, desconocidos, padres, parejas, exparejas, exnovios, hijos, todos hombres.

_DSC0049

Otros hombres reflexionaron desde su plano personal y dijeron: “estoy de acuerdo que se trate de hablar a los hombres, yo aunque tenga un montón de procesos no puedo decir que no soy un hombre violento”, “es importante empezar a trabajar conmigo mismo y es importante que los hombres reconozcamos nuestra violencia”, “en algún momento de nuestras vidas hemos sido violentos, “es necesario erradicar el esquema, borrar el esquema que nos dice que la violencia es natural”.

Concluimos la actividad entregando materiales que acompañan la campaña de comunicación y de esta forma seguir haciendo eco en la urgente necesidad de cuestionar la violencia machista.

Desde La Corriente consideramos fundamental continuar generando espacios de reflexión y debate en torno a las causas estructurales de la violencia machista. Es por ello que continuaremos presentando la campaña “Ser violento te hace menos” en distintos territorios del país.

_DSC0042

¡Ni una menos!

Hace exactamente 35 años, en 1981, durante el «I Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe» realizado en Bogotá (Colombia) se declara el 25 de Noviembre como Día Internacional de la Lucha en favor de la No Violencia contra la Mujer.

Esta fecha fue elegida porque coincidía con el aniversario del asesinato de las hermanas Mirabal: Minerva, María Teresa y Patria Mercedes, quienes el 25 de noviembre de 1960 fueron torturadas y asesinadas por la dictadura del General Trujillo en República Dominicana.

A partir de ese primer Encuentro Feminista el 25 de Noviembre fue difundiéndose entre los grupos feministas y organizaciones de mujeres como día de lucha y denuncia contra la violencia hacia las mujeres, lográndose en 1999, una Resolución de Naciones Unidas que declara el 25 de noviembre «Día Internacional de la No Violencia hacia las Mujeres».

Para conmemorar esta fecha emblemática, en esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas nos acompañaron en cabina Luz Marina Tórrez y Fátima Millón, compañeras activistas del Movimiento Feminista de Nicaragua, ambas compartieron con nosotras lo que representa para las mujeres y feministas nicaragüenses el 25 de noviembre en contextos adversos y cuáles son los nuevos desafíos en materia de derechos de las mujeres.

Estado actual de la violencia contra las mujeres

Luzmarina Torrez

Luzmarina Torrez

Desde la mirada de Luz Marina Tórrez en Nicaragua nos enfrentamos a un Estado machista y misógino, afirma que es “un Estado que no le interesa responsabilizarse por las causas y repercusiones de la violencia (…) la vida de las mujeres no importa”.

Asevera que en la actualidad con la anulación de las Comisarías de la Mujer y la falta de aplicación de los protocolos de atención a las víctimas, la indefensión de las mujeres es aún más grave porque estas no saben dónde acudir al enfrentarse a una situación de violencia.

Fátima Millón lamenta que hoy en día en Nicaragua la violencia contra las mujeres se ha convertido en una pandemia ante la falta de un modelo integral que desde el Estado garantice principios y garantías que resguarden la seguridad de las mujeres. Para Fátima esto provoca que en el imaginario social de la población se naturalice la violencia machista.

Demandas

Fátima Millón

Fátima Millón

Para que las mujeres puedan vivir libres de violencia, Luz Marina opina que en nuestro país se necesita el cumplimiento a cabalidad de la Ley 779, la restitución de las Comisarías de la Mujer, que los funcionarios y el Estado no sigan siendo cómplices de la violencia.

También exhorta a potencializar capacidades para que las mujeres descubran posibilidades de salir de la violencia y llama a que los medios de comunicación asuman responsabilidades en la prevención de la violencia machista porque estos son importantes en la promoción de cambios de mentalidades.

Fátima sostiene que los hombres son responsables de la violencia que ejercen, por tanto sobre ellos recae el compromiso de reconocer los efectos de esa violencia sobre sus vidas, las mujeres y su entorno para generar una actitud de cambio.

Luz Marina y Fátima instan a que desde el espacio público se sigan visibilizando las demandas por una vida libre de toda forma de violencia machista para desafiar al Estado irresponsable e instar a otras mujeres a romper con el ciclo de la violencia.

No más violencia en toda Nicaragua 

El 9 de noviembre presentamos la campaña de comunicación “Ser violento te hace menos” en la Casa de la Mujer del municipio de La Paz Centro del departamento de León, donde asistieron mujeres y hombres jóvenes que integran la Colectiva Feminista Ola Nueva.

Yodaly Beteta en representación de Ola Nueva, compartió con el público la necesidad de permitirse reflexionar sobre las causas de la violencia machista para construir otras formas de relacionarnos entre mujeres y hombres.

_DSC0131

Rosi Castillo y Franklin Hooker del equipo del Programa Feminista La Corriente, expusieron pautas que permiten identificar ideas, actitudes, prácticas machistas, sexistas y misóginas que propician diversas formas de violencia donde las mujeres, niñas, niños y cuerpos feminizados, resultan con graves afectaciones.

El mensaje central de esta campaña “Ser violento te hace menos” generó un fructífero debate entre el público asistente. Uno de los participantes compartió: “desde pequeño no piropeaba a las mujeres y tanto mujeres como hombres me decían parecés cochón”, rescatando desde su experiencia corpórea, que pueden ensayarse otras formas de ser hombre y tomarse distancia de mandatos masculinos ligados a la heterosexualidad obligatoria y a la virilidad.

_DSC0101

Una de las jóvenes dijo “antes me gustaba que me enamoraran en la calle, ahora me doy cuenta que el piropo es violencia, esos hombres nos agreden, nos acosan, no sabemos que pueda pasar por su mente, estamos expuestas”. Manifestando así su preocupación por la manera en que se presenta el acoso callejero en La Paz Centro y en todo el país, y a pesar de que afecta en sobremanera a las mujeres, es visto como algo natural por parte de los hombres y la sociedad en su conjunto.

“Es necesario que los hombres se quiten la máscara”, comentó una de las asistentes, agregando que urge que se deconstruyan pensamientos que colocan a la mujer en una posición de desventaja frente a los hombres.

_DSC0127

Al finalizar se entregaron materiales de esta campaña de comunicación con la que queremos invitar a todos los hombres, principalmente adolescentes y jóvenes, a reflexionar sobre los significados y prácticas que han acompañado su experiencia de “hacerse hombres” en esta sociedad.

URGE LEÓN

El 25 de octubre La Casa de Los Colores nos invitó a presentar la campaña de comunicación “Ser violento te hace menos”, con mujeres y hombres jóvenes con quienes emprenden acciones de promoción de derechos humanos en León.

El equipo del Programa Feminista La Corriente compartió con las y los asistentes elementos conceptuales que permitan analizar el problema de la violencia machista desde una mirada estructural, reconociendo de esta forma la violencia que se ejerce sobre los cuerpos de las mujeres, las niñas, los niños y los cuerpos feminizados, desde los hombres, los medios de comunicación, el mercado, las iglesias y el Estado.

_DSC0043

Presentamos los materiales que acompañan esta campaña, y se abrió un espacio de debate donde las y los jóvenes colocaron su atención en los mensajes machistas que se difunden a través de diferentes géneros musicales “desde la música se naturaliza la violencia, el machismo, el sexismo y la misoginia”, manifestó con preocupación una de las jóvenes asistentes.

Un hombre joven expresó que los mensajes de la campaña son “sutiles”, a lo que algunas participantes le respondieron que lo percibe de esta forma porque por su cuerpo, desde una condición de privilegio masculino, no pasan las formas de violencia machista que afectan día a día a las mujeres.

_DSC0038

Una participante comentó que algunos hombres “pretenden ser correctos” y “tratan de ocultar su machismo”, relacionando este comportamiento con la máscara, elemento simbólico que acompaña el mensaje principal de campaña.

Finalizamos con la entrega de materiales para que puedan compartir con otras/os, ideas útiles que permitan emprender procesos de cambio, necesarios para acabar de una vez por todas con la violencia machista.

_DSC0040