396,118 niñas, niños y adolescentes trabajan en Nicaragua, de acuerdo a las últimas estadísticas oficiales de la Encuesta Continua de Hogares del 2012.

Para la Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabajan con la Niñez y Adolescencia (CODENI) “el trabajo infantil es un fenómeno multicausal, siendo la pobreza, la violencia y los patrones culturales y educativos, los principales factores que intervienen en que una niña, niño o adolescentes sea sujeto de la violación de sus derechos”.

El Informe de Derechos de la Niñez en Nicaragua del año 2015, reflejó que Nicaragua es un país poco seguro para la niñez y adolescencia, siendo la niñez la principal víctima de la violencia de género y sexual.

En ocasión el Día de la Niñez nicaragüense que se conmemora cada primero de junio, en esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas platicamos a profundidad sobre la situación de la niñez frente al trabajo infantil y el vínculo estrecho con la violencia de género que sufren las niñas en espacios públicos y privados. En cabina nos acompañaron Karla Nicaragua, abogada de la Asociación Quincho Barrilete y Mario Chamorro, miembro Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabajan con la Niñez y Adolescencia (CODENI).

La situación de la niñez frente al trabajo infantil

A pesar que existen marcos jurídicos como la Convención de los derechos de la niñez, el convenio 182 de la OIT para eliminar las peores formas de trabajo infantil, así como el Código de la Niñez y la Adolescencia, desde el Estado no hay una aplicación efectiva de políticas públicas y programas sociales para hacer frente a lo que significa la problemática del trabajo infantil.

Karla Nicaragua/Quincho Barrilete

Karla Nicaragua/Quincho Barrilete

A percepción de Karla Nicaragua “desde el Estado se naturaliza el trabajo infantil” y esto se expresa en la invisibilización de las problemáticas de las niñas y los niños y los manejos que se le dan a los marcos jurídicos vinculados a la erradicación del trabajo infantil.

De acuerdo a Mario Chamorro, mientras el Estado no se preocupe por resolver el problema de la pobreza y la pobreza extrema, el trabajo infantil no va a desaparecer en nuestro país.

Para Karla y Mario es fundamental promover el reconocimiento de las niñas y los niños como sujetos de derechos, además hace falta escuchar sus voces porque la niñez debe ser tomada en cuenta en todo proceso de diseño de políticas públicas.

Mario Chamorro/ CODENI

Mario Chamorro/ CODENI

Karla y Mario coinciden en que no basta con tener de las mejores leyes a nivel latinoamericano que definen un sistema de protección legal para la niñez, se requiere de inversión pública para hacer efectiva la erradicación de toda forma de explotación a la que está expuesta la niñez en Nicaragua.

Les invitamos a escuchar y descargar esta edición de Cuerpos Sin-vergüenzas y conocer más sobre la relación que existe entre el trabajo infantil y la violencia de género que sufren particularmente las niñas en espacios públicos y privados, asimismo, qué demandas hacen nuestra invitada e invitado al Estado y la Empresa Privada para que asuman su responsabilidad en la erradicación del trabajo infantil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *