12/07/2019

Del 27 al 28 de junio se celebró el cuadragésimo noveno período ordinario de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, en Medellín, Colombia. Representantes de Unidad Nacional Azul y Blanco, defensores y defensoras de derechos humanos, ex presos y presas políticas, feministas e integrantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, viajaron a Medellín para dar a conocer la grave crisis por la que atraviesa la sociedad nicaragüense y demandar un mayor compromiso por parte de la comunidad internacional.

Además de la ratificación y elección de nuevas integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Asamblea General aprobó por mayoría una resolución en relación a la situación de Nicaragua, en la cual se reitera la preocupación por el deterioro de la institucionalidad democrática y los derechos humanos en Nicaragua.

La resolución acordó la creación de una comisión de alto nivel que retomará las gestiones oficiales en la búsqueda de una salida negociada a la crisis y establece un período de 75 días para que el régimen Ortegamurillo cumpla con los acuerdos suscritos en el marco de la negociación con la Alianza Cívica.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversamos con Violeta Granera de la Unidad Nacional Azul y Blanco y María Teresa Blandón, del Movimiento Feminista de Nicaragua, acerca del impacto que tiene la resolución de la Asamblea General de la OEA tiene en el futuro de la negociación, incluyendo el posible adelanto de elecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *