“Quien sabe hacer el amor, acepta que no dura para siempre” es uno de los lemas de la campaña ¿Y vos cómo hacés el amor? Que desde hace 3 años promueve el Programa Feminista La Corriente.

Porque el amor es una forma de relacionarnos, porque el amor es una de las tantas formas que adquiere el poder, porque el amor también tiene que ver con la economía y la política, porque el amor tiene sexo y género, tenemos que seguir hablando sobre el amor.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas hablamos con dos mujeres jóvenes sobre lo que piensan y sienten cuando hablamos de Amor, ampliando miradas sobre el vínculo entre amor romántico y violencia machista. En cabina nos acompañaron Soghand Ghadimi, especialista en marketing digital y social media, autora del blog “La vida en púrpura”; asimismo, Aracelly Chamorro, licenciada en Derecho, activista feminista e integrante de Mujeral en Acción – León. 

Buscando pistas sobre otras posibles maneras de amar

Soghand dice que ella cree en los amores, esos que van más allá de una relación de pareja, porque existen otras formas de amar, fuera de la heterosexualidad y de la monogamia. Para ella lo más bonito en sus experiencias amatorias ha sido explorar su sexualidad y con ello, descubrirse a sí misma.

Soghand Ghadimi

Soghand Ghadimi

La idea que sobre el amor asume hoy en día Aracelly, no es la que tenía hace diez años. Ahora puede reconocer claramente que el amor puede ser también una forma de opresión. Desde sus experiencias de amor comentó que es todo un proceso reivindicar el amor propio, vivir el amor en libertad, basado en el cariño, en el afecto, sin promesas de amor eterno.

Al hablar sobre cómo viven el amor las mujeres y los hombres, ambas invitadas destacan que existe un proceso de socialización de género que coloca en desventaja a las mujeres. “Nos enganchan la idea del amor romántico desde niñas”, enunció Aracelly.

Por su parte Soghand enfatizó en el vínculo estrecho entre amor romántico y violencia machista, puesto que las opresiones que sufren las mujeres en el noviazgo o relaciones de pareja, se justifican “en nombre del amor”. En este sentido Aracelly disertó que “el amor romántico es un germen para la violencia (…) germina y abona para la violencia machista”, porque se producen relaciones de poder que fomentan desigualdad, siendo las mujeres las más vulnerables.

Aracelly Chamorro

Aracelly Chamorro

Haciendo referencia a las rupturas amorosas, Soghand insta a no asociar esta fase con el fracaso, y por tanto, entender y vivir las relaciones como experiencias. Aracelly mencionó que en las rupturas es importante trabajar en la superación del duelo amoroso, en lugar de colocarnos en una posición de víctimas o victimarios, “las personas van y vienen”, refirió.

Soghand cree muy necesario deconstruir esas formas de amar que nos han llegado desde la industria de la televisión y el cine, mediante Disney, Hollywood y Televisa. Aracelly exhorta a un cambio cultural para dejar atrás tantos mitos del amor romántico, y para ello invita a un trabajo colectivo.

Les invitamos a escuchar y descargar esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas y continuar profundizando en lo que podemos que hacer hombres y mujeres para gestionar buenos amores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *