25/09/2020

Centroamérica es una de las regiones de América Latina con las más altas tasas de embarazos en niñas y adolescentes asociadas a la violencia sexual y a la ausencia de educación sexual.

Las altas tasas de mortalidad materna tienen entre sus principales causas la deficiente atención en los hospitales y la penalización absoluta del aborto, que prevalece en tres de los países de la región.

El reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos no han estado entre las prioridades de los gobiernos, a pesar de las demandas formuladas por las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en este ámbito y de los compromisos asumidos por los estados en el marco de las conferencias regionales e internacionales.

Nicaragua, El Salvador y Honduras se encuentran entre los 6 países de Latinoamérica que penalizan de manera absoluta el aborto, junto a República Dominicana, Haití y Surinam, como expresión del conservadurismo anclado en las elites políticas encargadas de la formulación de políticas públicas.

En el marco del 28 de septiembre, Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe, en esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversamos con tres activistas feministas que forman parte de La Sombrilla Centroamericana, una red de organizaciones que promueven los derechos sexuales y reproductivos.

Nos acompañan Morena Herrera de la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local de El Salvador, Regina Fonseca del Centro de Derechos de Mujeres en Honduras y María Teresa Blandón del Movimiento Feminista de Nicaragua.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *