3/07/2020

El pasado 29 de junio se conmemoró el día del magisterio en Nicaragua. En esta fecha pero del año 1855, el maestro rivense Enmanuel Mongalo y Rubio con antorcha en mano, incendió el Mesón de Rivas para desalojar a los filibusteros de William Walker, ayudando a expulsarlos en la denominada “Primera Batalla de Rivas”.

Para Josefina Vijil, especialista en temas educativos, el trabajo docente es una de las profesiones más complejas e importantes que existe, considerando que a lo largo de su vida profesional las y los maestros “tocan la vida” de niños, niñas, jóvenes y adultos, imaginando, creando y preparando situaciones de aprendizaje del estudiantado.

La dignificación del magisterio es condición indispensable para que puedan desarrollar su labor educativa, pero en nuestro país existe una deuda histórica con las y los docentes, quienes no solo tiene  los salarios más bajos de la región centroamericana, sino que son sometidos a toda clase de presiones que hacen más difícil su labor.

Nicaragua es uno de los cuatro países a nivel mundial que mantienen abiertas las escuelas pese a la pandemia del Covid19 según la Unesco. La Unidad Magisterial Sindical reportó al menos 30 docentes fallecidos a consecuencia de la pandemia.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas, hablamos con especialistas en temas educativos sobre la situación del magisterio en Nicaragua. Nos acompañaron Josefina Vijil, del Centro de Investigación y Acción Educativa Social –CIASES-, doctora en pedagogía y docente, y también, Jorge Mendoza, del Consejo de Coordinación de CODENI y Director del Foro de Educación y Desarrollo Humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *