25/12/2020

El arte ha sido y sigue siendo un hilo que conduce a la vida, a la creación, a la utopía de un mundo mejor. Sin el arte en todas sus expresiones, el mundo sería un lugar muy triste, muy frio, muy aburrido.   El arte también puede ser un camino creativo y lúdico para cuestionar el poder que se impone por la fuerza, que deshumaniza, que desprecia a quienes se revelan en contra de las injusticias.

En La Corriente y en Cuerpos Sin-Vergüenzas le hemos apostado al teatro cabaret como una de las formas de expresión artística desde donde las feministas y otros cuerpos disidentes, podemos expresar no solo la crítica a los sistemas de poder, sino, anunciar el mundo que ya estamos construyendo.

En esta edición hemos preparado un radio-reportaje con las voces de jóvenes artistas nicaragüenses que han combinado su talento con su apuesta por la justicia y la libertad.  Nos acompañarán artistas que, a través de fotografías, ilustraciones, pinturas, esculturas, graffiti, teatro, narración oral, música y cortos audiovisuales, han hecho visible la humanidad de las víctimas y también los rostros de los perpetradores, nos invitan a reflexionar y nos recuerdan que es posible construir un aquí y un ahora en donde la violencia no tenga cabida.

Para hablar sobre lo que ha significado mantener el impulso creativo en tiempos adversos y las apuestas de artistas jóvenes estuvieron con nosotras: Dorling López, comunicadora social, teatrista, cabaretera y narradora oral; María Alejandra Pineda, artista plástica; María Félix Morales, artista visual; Tania Molina, cantautora feminista; y La Fritanga Nica, joven apasionado por la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *