Las mujeres rurales representan más de un tercio de la población mundial y el 43% del trabajo agrícola. Ellas producen el mayor porcentaje de alimentos en el mundo entero a pesar de la existencia de profundas brechas de desigualdad en el acceso a tierras cultivables.

Desde el año 2007 cada 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de las Mujeres Rurales con el fin de reconocer su participación en la producción agrícola, su aporte a la seguridad alimentaria y sus demandas para cerrar las brechas de desigualdad.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversamos con Matilde Rocha López de la Federación Agropecuaria de Cooperativas de Mujeres Productoras del Campo de Nicaragua (Femuprocan) y con María Teresa Fernández de la Coordinadora de Mujeres Rurales, sobre la situación de las mujeres rurales nicaragüenses y la labor que desarrollan las organizaciones de mujeres rurales para que sus derechos sean respetados.

Situación de las mujeres rurales en Nicaragua

María Teresa Fernández

María Teresa Fernández

“Si hay alguien que ama la tierra, son las mujeres rurales”, expresa Matilde al describir quiénes son las mujeres rurales nicaragüenses y su relación con la tierra. Señala que a pesar que las mujeres no tienen acceso a la tierra y que donde siembran es alquilado o prestado, las mujeres rurales tienen un sentido de pertenencia porque representa vida, su razón de ser y seguridad.

Por su parte, María Teresa afirma que aunque las mujeres no tienen tierras, ellas están convencidas que es un bien patrimonial que contribuye al empoderamiento. Sostiene que la cultura patriarcal ha obstaculizado que las mujeres rurales sean vistas como sujetas políticas, agentes de cambio, agentes activas por el bienestar de la comunidad y sus familias, como un sector importante que puede cambiar y desarrollar el campo.

Matilde Rocha

Matilde Rocha

Matilde indicó que la falta de acceso de las mujeres rurales a la tierra, es un problema histórico no resuelto. Sostiene que en los diferentes gobiernos de Nicaragua no ha habido justicia para las mujeres rurales.

María Teresa y Matilde demandan políticas públicas que mejoren de manera integral la situación de mujeres rurales, particularmente, la aplicación de la Ley 717, Ley creadora del fondo para compra de tierras con equidad de género para mujeres rurales, que a 7 años después de su aprobación en el año 2010, sigue sin cumplirse, evidenciando que “las mujeres rurales no son prioridad para el Estado”, dijo María Teresa.

Les invitamos a escuchar y descargar esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas en nuestro canal de Ivoox y conozcan más sobre los principales problemas que enfrentan las mujeres rurales en Nicaragua, en qué consiste la campaña “Con tierra propia cambiaré mi vida”, que recientemente lanzó la Coordinadora de Mujeres Rurales y cómo se puede apoyar dicha campaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *