La mañana del 22 de febrero compartimos la campaña “Ser violento te hace menos” con niñas, niños, adolescentes y docentes del Colegio Pablo VI del barrio San Judas, donde también participaron jóvenes organizados en el Centro de comunicación y educación popular Cantera, contando en la actividad con una asistencia de 65 personas.

“El miedo de los hombres es que las mujeres puedan superarse, lograr mucho por sí mismas”

La mañana del 22 de febrero compartimos la campaña “Ser violento te hace menos” con niñas, niños, adolescentes y docentes del Colegio Pablo VI del barrio San Judas, donde también participaron jóvenes organizados en el Centro de comunicación y educación popular Cantera, contando en la actividad con una asistencia de 65 personas.

La presentación se llevó a cabo en la sede de Cantera en San Judas, siendo esta organización la responsable de la convocatoria. Para introducir el tema de la violencia machista, proyectamos el filme “El orden de las cosas”. Al finalizar el video, las niñas y los niños comenzaron a pedir la palabra y a expresar las emociones que les había generado este corto audiovisual.

SanJudas3

Algunas de las opiniones de niñas y niños fueron: “el maltrato hacia las mujeres se expresa con violencia”, “en el vídeo la mujer expresaba sufrimiento y dolor por la violencia”, “las gotas de agua que aparecen en el video representaban todo el tiempo que vivió violencia”, “vimos otros hombres que también golpeaban a sus mujeres en la misma familia”, “el hijo no quería seguir el modelo del papa, no quería ser agresor”.  Parte de las niñas expresaron que tuvieron una sensación de libertad y tranquilidad al ver que la protagonista del video lograba poner fin al ciclo de la violencia y expresaron que es algo que viven muchas mujeres.

Al abrir un debate sobre expresiones machistas que escuchamos en la casa, escuela y comunidad, una de las adolescentes comentó que en su hogar un cuñado dijo que “por andar de locas violan a las niñas”, mientras veían una noticia sobre una violación a una menor de edad.

La mayoría de niñas con edades entre 11 y 14 años comentaron haber sido víctimas de acoso sexual callejero de parte de hombres desconocidos y también compañeros de clase “adiós amor”, adiós guapa”, destacaron como expresiones que les dicen estos hombres. Mencionaron que “calladita te ves más bonita” se lo dicen mucho en sus casas y también en la escuela.

SanJudas2

Los niños comentaron que “tirale un beso a esa niña, mirá que bonita” es algo que con frecuencia les dicen en su familia. Una de las docentes destacó que los maestros son más respetados por las y los alumnos porque son asociadas como figuras paternas y por ende, como autoridad; en cambio a las maestras, las vinculan con la figura materna, es decir, cariñosas, amorosas, consejeras y “por ser mujeres”, como lo dijo un niño, a ellas se les falta mayormente el respeto.

Al exponer los materiales de la campaña algunas niñas y adolescentes comentaron “tenemos los mismos derechos que los hombres”, “desde pequeñas nos quieren callar”, “miramos como comienza la violencia, como reconocerla y cómo salir de ella”, “esta campaña es muy buena para que los hombres escuchen”. Por su parte, los niños y adolescentes dijeron “tenemos miedo a que las mujeres puedan hacer cosas increíbles”, “el miedo de los hombres es que las mujeres puedan superarse, lograr mucho por sí mismas”.

SanJudas4

El equipo del Programa Feminista La Corriente explicó que en esta campaña hablamos de la violencia machista, profundizamos en sus causas estructurales y ponemos en evidencia quiénes son los que en su gran mayoría ejercen la violencia sobre los cuerpos de las mujeres y cuerpos feminizados. Se enfatizó que se trata de un ejercicio de poder masculino contra las mujeres, niñas, niños, adolescentes y hombres que toman distancia de la masculinidad dominante, porque el machismo condena el buen trato.

Finalizamos la presentación compartiendo con las y los adolescentes las piezas de comunicación que acompañan la campaña: Manual “Violencia machista, un problema de poder”, camisetas, calcomanías y viñetas de radio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *