21/02/2020

“Taxista mató a adolescente de un golpe en la cabeza y la remató con una pedrada”.

“Joven denuncia haber sido víctima de abuso sexual por taxista en Estelí”.

“Taxista fue sorprendido abusando sexualmente de una niña”.

“Taxista de Managua se masturba en plena luz del día mientras traslada a pasajeros”.

“Agreden y lanzan desde un taxi a pasajera en Estelí”.

“Taxista se hacía acompañar de pistolero que asaltó a dos jóvenes en una calle de Managua”.

Estos son algunos de los titulares que durante los dos primeros meses del año que recién comienza han sido dados a conocer a través de redes sociales y medios de información.

Los responsables de estas agresiones machistas son hombres que ofrecen servicios de transporte, supuestamente regulado por el Estado, y bajo la supervisión del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua –IRTRAMMA- y de la Dirección de Tránsito de la policía.

En medio de tanta violencia hacia las mujeres que como sabemos se alimenta de tolerancia social e impunidad, es preciso generar una alerta social que permita poner un alto a los agresores.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas hablamos con dos activistas feministas jóvenes y con personas involucradas en el negocio del transporte colectivo, a quienes agradecemos su disposición para conversar sobre este grave problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *