A inicios del mes de agosto en Lima, Perú, se realizó la III Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y El Caribe. Representantes de diferentes sectores de la sociedad civil nicaragüense conjuntaron esfuerzos para la elaboración de un informe nacional conjunto que analiza el estado de los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de mujeres y jóvenes, el cual sirvió de base para su participación en dicha reunión.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversamos con Mayté Ochoa, activista feminista y Jeafrey Lara, integrante de la Red Nacional de Juventudes – RNJ Nicaragua- quienes participaron en la III Conferencia de Población y Desarrollo.

“Centroamérica está unida y resistiendo”

Mayté Ochoa explica que las Conferencias de Población y Desarrollo tienen como finalidad la definición de prioridades para que la población tenga acceso a recursos para una vida digna. Detalla que en el Consenso de Montevideo resultado de la primera reunión de la conferencia en el año 2013, se concretizan voluntades de los Estados para atender problemáticas serias; sin embargo, en el caso de Nicaragua se han puesto reservas en todo lo que concierne a derechos sexuales y reproductivos.

Jeafrey Lara refirió que estas conferencias funcionan como una radiografía necesaria para medir a los Estados sobre el seguimiento al Consenso de Montevideo, que en su opinión, es un valioso instrumento para hacer incidencia y demandar derechos.

Mayté y Jeafrey destacan que los movimientos sociales, movimientos feministas y LGBTIQ, tienen una cuota enorme en la aprobación y demanda de cumplimiento del Consenso de Montevideo. Señalan que en esta 3a reunión, se logró que no se retrocediera en los compromisos adoptados años anteriores por los Estados.

Previo a esta conferencia, organizaciones de mujeres y feministas elaboraron un informe que desde la mirada de Mayté, fue una radiografía necesaria para dejar sin sustento al discurso populista del gobierno de Nicaragua que no tiene nada que ver con la realidad.

La embajadora de Nicaragua en Perú asistió solo a la inauguración de este evento regional, no presentó informe, tampoco una buena práctica como sí lo hicieron otros Estados miembros de la CEPAL. A percepción de Mayte esta fue una actitud de no rendirle cuentas a nadie “el Estado de Nicaragua tiene una deuda con la ciudadanía, con las mujeres y las niñas en particular”, dijo.

En esta tercera reunión Centroamérica se hizo notar. Jeafrey enunció que “Centroamérica tiene una realidad particular, las y los activistas estamos en resistencia”. Mayte destacó que en esta subregión tenemos las legislaciones con mayores restricciones en materia de aborto y anticoncepción, no obstante “Centroamérica está unida y resistiendo”.

Para Mayté y Jeafrey, participar en la III Conferencia sobre Población y Desarrollo sirvió para mostrar fuerza y apelar a la solidaridad en Latinoamérica y el Caribe tras la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua “nos llena de fuerza y energía para seguir las luchas que vivimos en cada uno de los países”, afirmó Mayté.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *