22/02/2019

El incendio ocurrido en la Reserva biológica Indio Maíz en abril del 2018, devoró al menos 5,484 hectáreas. El Gobierno Territorial Rama y Kriol solicitó ayuda urgente del gobierno para sofocar el incendio, sin embargo, la respuesta se dio hasta varios días después, cuando la denuncia circulaba por medios nacionales e internacionales.

Organizaciones ambientalistas nicaragüenses afirmaron que la intervención durante las primeras 72 horas pudo evitar la magnitud de los daños provocados por el incendio. Aunque el gobierno minimizó sus efectos, lo cierto es que el fuego destruyó miles de hectáreas y con ello, valiosas especies de flora y fauna.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversamos sobre el estado de la Reserva Biológica Indio Maíz, el papel que han jugado los últimos gobiernos y los desafíos que se presentan en el corto y mediano plazo. En cabina nos acompañaron Cuajada seca y Manatí del río, seudónimos de dos integrantes de Fundación del Río.

Situación de la Reserva Biológica Indio Maíz

Manatí del río y Cuajada seca explicaron que la Reserva Biológica Indio Maíz además de ser el Pulmón Centroamericano, es también un corredor biológico mesoamericano que provee agua, estabilidad del clima, es un área rica en biodiversidad y posee bosque tropical húmedo. Es además, el hogar de los pueblos indígenas Rama y afrodescendiente Kriol, comunidades que luchan por sostener el equilibrio entre la naturaleza y la convivencia humana para garantizar la vida en un futuro.

Manatí del río detalló que el trabajo del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA) ha sido solo de oficina y que han sido nulas las acciones concretas para proteger Indio Maíz. Por ello, Fundación del Río ha denunciado la pasividad del Gobierno, la falta de compromiso en la aplicación de leyes para salvaguardar esta área protegida.

Cuajada seca mencionó que la aprobación de la Ley 840, conocida como Ley canalera, es una muestra del nulo interés estatal por la conservación de los ecosistemas del sur – este de Nicaragua, particularmente de la Reserva Biológica Indio Maíz. Nuestra invitada destaca que la invasión de colonos y con ello, la expansión de la minería, la actividad ganadera, el monocultivo de la palma africana, cacao y melina, son algunos de los delitos ambientales que ocurren en Indio Maíz en complicidad del Estado y el gran capital.

Fundación del Río es una de las ONG´s que han sido despojados de su personería jurídica por alzar sus voces contra la violación sistemática de derechos humanos en Nicaragua, ante esta situación, Manatí del río y Cuajada seca cuentan que la lucha es mayor, y que esta acción arbitraria no les quita legitimidad y que seguirán su labor de documentación, denuncia y acompañamiento.

Les invitamos a escuchar completa esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas y conozcan más sobre la situación de la Reserva Biológica Indio Maíz después del devastador incendio que consumió miles de hectáreas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *