Información oficial que nadie cree

20/05/2020

Allá por la década de los 70 en la clase de moral y cívica que frecuentemente impartían profesoras mujeres, se enseñaba a niñas y niños normas de comportamiento que debían ser observadas tanto en el seno de la familias como en los espacios públicos. Mantener determinadas prácticas de aseo incluyendo el lavado de manos después de ir hacer las necesidades fisiológicas, lavarse los dientes, andar lo más limpio posible, no botar la basura en la calle, no decir palabras groseras, no mentir, no resolver los conflictos a golpes, no robar, no difamar, hacerse cargo de las tareas del hogar que nos fueron encomendadas, respetar a las demás personas y tener espíritu de cooperación formaban parte de una larga lista de recomendaciones que definían si una persona tenía una buena o una mala educación.

Este es un segmento del Programa Feminista La Corriente, se compartirá con la audiencia de Radio Corporación.

Se transmite Lunes, Miércoles y Viernes a las 7:10 de la mañana con retransmisión en el Noticiero 10 en punto a las 10 de la noche.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *