10/04/2020

La mayoría de la sociedad nicaragüense se declara cristina y participa aunque con distintos niveles de intensidad en iglesias católicas y evangélicas en donde aprenden y reproducen significados comunes sobre el bien y el mal, sobre el sufrimiento y la felicidad, sobre lo justo y lo injusto, sobre lo humano y lo divino. Para muchos de los y las cristianas, la semana santa representa un momento especial de reflexión en torno a las enseñanzas de Jesús de Nazaret y de encuentro con sus comunidades de fe.

En Nicaragua al igual que otros países de la región, muchas de las iglesias han decidido suspender las actividades religiosas que reúnen a la feligresía, acatando las orientaciones de la Organización Mundial de la Salud de evitar aglomeraciones que favorecen la propagación de la pandemia del Coronavirus.

Tal decisión contrasta con la actitud asumida por el régimen Ortega-Murillo quien en un alarde de prepotencia e irresponsabilidad ha impulsado toda clase de actividades partidarias y de entretenimiento durante la semana, llegando incluso a promover a través de algunas de sus alcaldías, procesiones que forman parte de la tradición católica.

Para hablar de la fe en tiempos de crisis y del significado de la semana santa para las y los cristianos en una Nicaragua atrapada en una crisis política a la que se suma esta pandemia, en esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas hablamos con Blanca Cortéz y Rosario Castañeda, ambas teólogas y docentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *