Con profunda indignación y dolor ante la masacre de jóvenes ocurrida en este mes de abril, la Articulación Nacional Feminista Nicaragüense, se pronunció el pasado viernes 27 con el comunicado “Feministas de Nicaragua ante el terrorismo de Estado y el diálogo nacional”, leído en conferencia de prensa ante medios de comunicación.

De acuerdo a la Comisión Permanente de Derechos Humanos, la cifra de protestantes asesinados asciende a 63 y con el temor de que aumente por los jóvenes que permanecen en cuidados intensivos en diferentes hospitales del país y también por quienes aún continúan desaparecidos/as.

Las feministas afirman que en este escenario de violencia institucionalizada y de terrorismo de Estado, la dictadura patriarcal y misógina pretende aferrarse al poder sobre montañas de cadáveres. Tras  11 años de violación sistemática de nuestros derechos, de impunidad, corrupción y saqueo de los bienes públicos, la rebelión de la ciudadanía marca el quiebre y agotamiento del “modelo Ortega”. Por ello, las feministas expusieron condiciones previas a cualquier Diálogo Nacional y los objetivos inmediatos que debe de tener.

Ellas manifiestan disposición de participar en el denominado “Diálogo Nacional” y demandan que dicha convocatoria debe incluir a todos los actores sociales que garanticen una representación plural de la sociedad nicaragüense: jóvenes, movimientos auto-convocados, movimientos sociales, organizaciones de derechos humanos, ambientalistas, movimiento campesino, pueblos indígenas y afro descendientes, movimientos o colectivos feministas, de la diversidad sexual y medios de comunicación.

“No estamos cometiendo actos vandálicos”

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas, platicamos con dos jóvenes que han estado participado en las protestas pacíficas y también en acciones de colaboración con universitarios/as que permanecen dentro de las trincheras de lucha.

Nuestra invitada destaca que las acciones de movilización autoconvocadas, desde el lugar donde se está, el activismo en las redes sociales y la participación activa en las protestas pacíficas, ha sido una respuesta ciudadana a la masacre cometida contra jóvenes de diferentes puntos del país y expresa que “estamos resurgiendo como jóvenes”.

Foto tomada de Facebook

Foto tomada de Facebook

Ella lamenta que la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua le han dado la espalda al pueblo, contradiciendo el sentido de la existencia de estas instituciones. Comentó que en los discursos de Ortega y Murillo solo sale desprecio “no quieren soltar el poder”, dijo. Respecto a la investigación que anunció la Fiscalía, disertó “es absurdo ¿Cómo un asesino se va auto-investigar?”, y agrega que igual que el denominado “Diálogo Nacional”, esto es una estrategia para proyectar tranquilidad a nivel internacional.

Reivindica que las y los estudiantes y el pueblo que protesta “no estamos cometiendo actos vandálicos”. Sostiene que es necesario la unión entre diferentes sectores de la sociedad civil: feministas, campesinos, movimiento estudiantil, ambientalistas; y exhorta a la ciudadanía a “no perder la fe en la Juventud, no solo confiar, sino también compartirnos sabiduría”.   

Foto tomada de Facebook

Foto tomada de Facebook

Nuestro invitado estuvo en la UNI los días de ataques más sangrientos y también ha colaborado dentro de la UPOLI. Comenta que desde la universidad los estudiantes aportan de diversas formas para resguardar las trincheras de lucha.

Sobre la investigación de la Fiscalía, cree que se trata de “una pantalla de humo, una forma de lavarse las manos, para que la población piense que están haciendo algo, para desviar el foco de atención”.

Foto tomada de Facebook

Foto tomada de Facebook

Este joven que fue afectado por 3 balas de goma en los alrededores de la UNI, agradece el apoyo que han recibido de vecinos y vecinas de los barrios aledaños a las universidades.

Les invitamos a escuchar y descargar esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas y conozca  más sobre las valoraciones de jóvenes ante la situación del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *