Esta nueva publicación del Programa Feminista La Corriente contiene ocho artículos escritos por feministas de nacionalidad nicaragüense y por libre elección en un caso. Las autoras son en su mayoría jóvenes mujeres, y hemos incluido a un joven de sexo masculino que se autodefine feminista.

Esta publicación fue pensada para compartir reflexiones desde el feminismo, sobre los problemas, dilemas y acciones de resistencia que llevan a cabo las mujeres y otros cuerpos discriminados. También incluimos un par de artículos que hablan sobre la importancia del activismo feminista en tiempos de crisis como la que está viviendo la sociedad nicaragüense.

La mayoría de autoras de los artículos reunidos en esta publicación – hablaremos en femenino sin ninguna objeción no solo trabajaron en equipo, sino que eligieron incorporar a sus propias reflexiones, las voces de otras mujeres a quienes entrevistaron en un ejercicio elocuente de reconocimiento, lo que por lo demás, representa un claro aporte del feminismo en los modos de construir conocimientos.

Hay otras dimensiones de vital importancia para la vida de las mujeres, cuerpos disidentes y grupos estigmatizados, que no pudieron ser incluidos en esta publicación en parte porque resulta sumamente difícil sentarse a escribir ideas, en momentos en que las activistas feministas en toda su diversidad, nos ocupamos de protegernos y proteger a otras – y otros de la represión desatada por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo a partir de las protestas sociales masivas en abril del 2018 cuyos reclamos siguen siendo: Justicia y democracia.

En tal sentido, la violencia de género como problema estructural agravado por la violencia perpetrada por el Estado, es sin duda uno de los temas que el conjunto del movimiento feminista nicaragüense ha puesto de relieve, en un escenario de total impunidad.

Otro de los problemas cruciales no solo para las mujeres, es la violación sistemática de los derechos sexuales y reproductivos ya de por si deficitarios en un país en donde se vulnera el carácter laico del Estado, y donde fundamentalismos religiosos reproducen ideas profundamente conservadoras y autoritarias sobre el cuerpo y la sexualidad. Paradójicamente el régimen Ortega-Murillo y una buena parte de las fuerzas de oposición que reclaman democracia, convergen en una oposición frontal al derecho de las mujeres a tomar decisiones en el ámbito reproductivo, y negar derechos a los cuerpos que no encajan en el orden binario y heterosexista.

A pesar de tantas y tan prolongadas adversidades, logramos sacar esta publicación gracias al compromiso de feministas que aceptaron gustosamente la invitación de La Corriente para compartir sus propias reflexiones y dar voz a quienes trabajan cotidianamente para reafirmarse como personas con derechos y con agencia. 

También queremos agradecer a quienes aportaron los recursos para que esta publicación fuera posible, y que por esta vez no serán mencionados tomando en cuenta la reciente aprobación de la Ley de Agentes Extranjeros, que prohíbe a las organizaciones no gubernamentales nacionales y extranjeras, hablar sobre la crisis socio-política que vive el país, desde hace tres años.

El Programa Feminista La Corriente, un colectivo con más de dos décadas de intenso recorrido en este afán de aportar a la construcción de nuevos paradigmas para repensar la vida en todas sus dimensiones, continuará asumiendo los riesgos que supone desafiar poderes opresivos que pretenden someter nuestros cuerpos a través de la violencia, de la pobreza y del engaño.

Descarga el archivo aquí: La suma de todas las crisis y las resistencias feministas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *