19/07/19

En 1979 el pueblo nicaragüense derrocó a la dictadura somocista, que se mantuvo en el poder por más de 4 décadas. Las mujeres que participaron activamente en la lucha contra la dictadura y en la construcción de ese proyecto de transformación que fue la revolución, tienen mucho que contar acerca de los cambios realmente ocurridos, pero también de la persistencia de una cultura racista, sexista, machista y homófoba que impidió el avance del feminismo y otros movimientos sociales surgidos al calor del entusiasmo y la esperanza de miles de jóvenes.

Desde Ampronac, pasando por la Asociación de Mujeres Luisa Amanda Espinoza, hasta llegar a los primeros colectivos feministas surgidos en el seno de las organizaciones gremiales, pero también en los grupos de intelectuales de izquierda, el feminismo nicaragüense ha seguido avanzando en la construcción de un poderoso movimiento social comprometido con una democracia incluyente y respetuosa de la diversidad en su más amplio sentido.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas continuamos aportando a la recuperación de la memoria colectiva, esta vez para analizar la participación de las mujeres en la lucha contra las dictaduras -antes la de Somoza, ahora la dictadura Ortegamurillo-. Estuvieron con nosotras Sofía Montenegro, periodista, investigadora y feminista, y Luz Marina Torres, del Movimiento Feminista de Nicaragua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *