29/05/2020

Aquel 30 de mayo del 2018, las madres y familiares de jóvenes asesinados por el régimen Ortegamurillo durante los primeros 45 días de protestas, convocaron a una marcha cívica para exigir justicia por los 76 jóvenes asesinados a esa fecha, según un informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH-.

Aquella marcha fue denominada “la madre de todas las marchas”, precisamente porque convocó a miles de nicaragüenses en la capital y diferentes ciudades del país. En medio del dolor y la indignación, el pueblo se desbordó para acompañar a las madres de las víctimas de la brutal represión.

El informe realizado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes –GIEI-, documenta 18 manifestantes asesinados en los alrededores de la Universidad de Ingeniería  en Managua, y otros jóvenes en lar marchas realizadas ese mismo día en Chinandega, Estelí y Masaya. También se contabilizaron más de 200 heridos en esa fatídica jornada.

Los testimonios recopilados por el GIEI señalan la presencia de francotiradores con armas de largo alcance, efectivos de la Policial Nacional y civiles armados que dispararon en contra de manifestantes.

A dos años de la masacre del 30 de mayo, en esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas, presentamos nuestro segundo programa dedicado a las madres. Nos acompaña Sara Amelia López, madre de Cruz Alberto Obregón, asesinado el 30 de mayo en Estelí; Josefa Meza, madre de Jonathan Morazán y Yadira Córdoba, madre de Orlandito Córdoba, ambos asesinados en Managua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *