22/05/2020

La propaganda comercial nos ha presentado imágenes idílicas sobre la maternidad, en donde aparentemente todas las mujeres que son madres, están llamadas a ser felices en el ejercicio de su maternidad. Se deja de lado la relación que existe entre cultura, economía y política con el ejercicio de una función social tan devaluada en la práctica.

En Nicaragua a partir de la insurrección popular de abril del 2018 y la brutal represión con que fue respondida por parte del régimen Ortegamurillo, las madres de los jóvenes asesinados pasaron a ocupar un lugar relevante en el espacio público, que dista mucho de las imágenes comerciales con que se celebra el 30 de mayo.

Las madres, hermanas, tías, esposas de los asesinados por el régimen y de quienes han sido víctimas de ilegales encarcelamientos, se han convertido en la síntesis de las voces de la sociedad nicaragüense que reclama verdad, justicia, reparación y no repetición.

En este primer programa dedicado a la maternidad, conversamos con Lizeth Dávila, madre de Alvarito Conrado e integrante de la Asociación Madres de Abril y Brenda Gutiérrez, presidenta del Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos.

¿Cómo surge la Asociación Madres de Abril y el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos? ¿Cuáles son las principales acciones que las Madres de Abril han llevado a cabo a lo largo de estos dos años para demandar que se investiguen los crímenes cometidos y se castigue a los responsables? ¿Cuál es el estado actual de los más de 80 presos y presas políticas? Estas y otras interrogantes platicamos con nuestras invitadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *