Liderazgos decentes y elecciones transparentes

19/06/2020

Una de las ventajas de poner en práctica los valores democráticos, es que no le asignamos a nadie el poder absoluto de representación. Cuando realmente se apuesta por la democracia los ciudadanos y las ciudadanas pueden ejercer el derecho a expresarse sin miedo a posibles represalias que como hemos visto en los últimos años puede significar la pérdida del empleo, la exclusión de programas de asistencia o en el peor de los casos, la cárcel, el exilio o la muerte.

Este es un segmento del Programa Feminista La Corriente, se compartirá con la audiencia de Radio Corporación.

Se transmite Lunes, Miércoles y Viernes a las 7:10 de la mañana con retransmisión en el Noticiero 10 en punto a las 10 de la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *