2/4/2021

El pasado tres de marzo fue asesinada Anahís Contreras, mujer trans de 22 años, conocida como Lala. Este crimen ocurrió en el municipio de Somotillo, departamento de Chinandega. Lala fue amarrada a un caballo y arrastrada hasta morir.

La fiscalía de Chinandega acusó por asesinato a Bernardo Arístides Pastrana Ochoa, de 29 años y a Jorge Luis Mondragón Acosta, de 25, como coautor del horrendo crimen. Este último fue testigo del crimen y no hizo nada para evitarlo.

Durante el año 2020, la Asociación Nicaragüense de Mujeres Transgénero, ANIT, registró un total de 25 agresiones en contra de mujeres trans; mientras en lo que va del año, reporta al menos seis casos, incluyendo el asesinato de Lala

De acuerdo al informe “Violencias, acceso a la justicia y (re)existencias de mujeres lesbianas, bisexuales y trans en Honduras, República Dominicana, Nicaragua y Colombia publicado en el 2020 por el consorcio Caribe Afirmativo, las personas trans viven en una situación de vulnerabilidad debido a la ausencia de un marco legal que reconozca sus derechos y judicialice los delitos cometidos en su contra.

Así mismo, una encuesta denominada “Estudio situacional de personas transgénero” realizada por ANIT en el año 2017, que recoge las opiniones de 202 mujeres y hombres trans del departamento de Managua, revela que la mayoría desconoce los tipos de violencia o discriminación que viven a diario.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas, nos acompaña Ludwika Vega coordinadora de la Asociación Nicaragüense de Mujeres Transgénero, ANIT y Matilde Córdoba, periodista especializada en género. Con ellas hablaremos sobre las causas de la violencia y el papel que juegan los medios de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *