Desde el Programa Feminista La Corriente agradecemos a la Asociación Juvenil Impactando el Presente (AJIP) por las coordinaciones establecidas con el Consejo Municipal de Adolescentes y Jóvenes de El Rama y el CDM Juvenil Muelle de los Bueyes. Reafirmamos nuestro compromiso para emprender procesos de cambio, necesarios para acabar de una vez por todas con la violencia machista…Nos queda mucho por hacer.

“¿Y vos, cómo hacés el amor” y “Ser violento te hace menos” en la RACCS y Chontales.
Imagen de previsualización de YouTube

 

 

 

“Los hombres podemos cambiar aunque la gente diga que los hombres somos así, violentos, y que no vamos a cambiar nunca”.

En el año 2015 el Programa Feminista La Corriente lanzó la campaña ¿Y vos, cómo hacés el amor? Para promover una reflexión profunda en torno a cómo mujeres y hombres gestionamos nuestras relaciones amorosas.

En el camino constatamos el vínculo estrecho entre amor romántico y violencia machista. Fue entonces que nos propusimos trabajar una nueva campaña que llamamos “Ser violento te hace menos”, la cual presentamos en el año 2016.

Con esta nueva campaña queremos invitar a todos los hombres, principalmente adolescentes y jóvenes, a reflexionar sobre los significados y prácticas que han acompañado su experiencia de “hacerse hombres” en esta sociedad.

Continuamos presentando las campañas porque los mensajes no pierden vigencia y porque tenemos el compromiso de aportar ideas útiles para emprender procesos de cambio.

Nuestra más reciente gira de presentaciones abarcó los días 27 y 28 de febrero y 1º de marzo. Fuimos invitadas por la Asociación Juvenil Impactando el Presente – AJIP quien facilitó nuestra llegada a Nueva Guinea, comunidad Talolinga, El Rama y Muelle de los Bueyes en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, y, en El Coral, municipio de Chontales.

En total, 300 mujeres y hombres fueron parte de las personas a las que tuvimos la oportunidad de presentar ambas campañas.

A continuación compartimos una muestra de comentarios expresados por adolescentes, jóvenes y personas adultas que asistieron en cada localidad.

¿Y vos, cómo hacés el amor? en Talolinga comunidad de Nueva Guinea

¿Y vos cómo hacés el amor? Fue presentada en la Casa Comunal de la comunidad Talolinga en Nueva Guinea, la mañana del 27 de febrero.

Poco a poco fueron llegando mujeres y hombres: niñas, niños, adolescentes, jóvenes y personas adultas. Para iniciar lanzamos la pregunta: ¿Qué es para cada uno de ustedes el amor?

Las y los participantes comenzaron a tomar la palabra: “existen diversas razones y modos de amar”, “no solo es estar en una relación, sino convivir juntos, hacer todo juntos”, “el amor se inculca desde pequeños”, “el amor es parte de la creación de Dios”, “no solo es enamorarse de una mujer u hombre. Uno se enamora de sus hijos, nietos”, “amor es compartir un sentimiento”, “el amor es universal”, “no solo existe el amor, existe también el odio”, son parte de algunas de las maneras de entender el amor.

También preguntamos ¿De dónde hemos aprendido a amar? ¿Qué nos han dicho sobre el amor? A estas interrogantes expresaron: “hay muchas canciones que son bonitas pero nos dan malos consejos”, “las novelas influyen mucho”, “esas actitudes violentas en las relaciones de pareja es por la cultura machista que nos han inculcado”, “el machismo es algo que venimos arrastrando desde muy atrás”.

Cuando una mujer tiene comportamientos que transgreden la feminidad tradicional “hay una discriminación grande”, dijo una joven participante. Otras jóvenes dijeron que a las mujeres se les inculca sumisión y codependencia. En esa misma línea, un hombre adulto manifestó “no estamos dispuestos a soportar las cabronadas de una mujer, porque nos dicen que nosotros somos los que mandamos”.

_DSC0185-min

Una vez que el equipo de La Corriente platicó sobre las falsedades del amor romántico, el efecto que tiene creernos todos esos mitos y las diferencias en el aprendizaje del amor en mujeres y hombres, procedimos a compartir los mensajes centrales de esta campaña.

“Primera vez que estoy en una actividad como esta. Me siento muy contenta porque este contenido nos ayuda a educar a nuestros hijos, tener una idea muy diferente porque es en el hogar los hijos absorben lo que harán con sus vidas y necesitan aportar a una sociedad libre de violencia y machismo (…) podemos cambiar desde la educación con nuestros hijos”, dijo una mamá que con sus hijos participó en la actividad.

Una de las adolescentes expresó “no somos empleadas de nadie, los varones tienen que aprender. Me parece muy linda esta iniciativa”. Y uno de los hombres que asistió dijo “estos temas son excelentes para que la sociedad vaya concientizándose, para que el hombre respete”.

Ser violento te hace menos en Nueva Guinea

La tarde del 28 de febrero, nos movilizamos a Nueva Guinea. Acompañados del equipo de AJIP, nos instalamos en la escuela La Montañita.

El auditorio se empezó a llenar, contando con una asistencia de cien mujeres y hombres, entre estudiantes y habitantes de comunidades aledañas. Aquí presentamos la campaña “Ser violento te hace menos”.

Dimos apertura proyectando el cortometraje “El orden de las cosas”, filme que retrata a la violencia machista como una pedagogía y también como un continuum, con el fin de abrir un debate en torno al vínculo entre amor romántico y la violencia machista, así como el daño que produce la violencia en las víctimas.

_DSC0206-min

Tristeza, indignación, frustración, enojo fueron algunas de los sentires que manifestaron las y los participantes. Al compartir sus reacciones a este corto audiovisual dijeron: “la violencia se aprende”, “vimos reflejadas causas y efectos de la violencia”, “el cinturón era un símbolo de una violencia que se transfiere de generación en generación”, “muchas víctimas de violencia viven en un mundo apartado de la sociedad, aisladas, tienen mucho miedo, es como vivir en un laberinto”, “cada gota de agua era el tiempo que sufrió y aumentaba la violencia”.

En la trama del video se observa que es posible romper con mandatos de la masculinidad dominante que dicta que para ser reconocidos como hombres en la sociedad debe mostrarse poder, agresividad y virilidad. Sobre esto dijo un participante: “los hombres podemos cambiar aunque la gente diga que los hombres somos así, violentos, y que no vamos a cambiar nunca”.

Un tema que marcó y dividió al grupo de asistentes fue el acoso sexual callejero. Una de las estudiantes enunció “los hombres se sienten con el derecho de decir lo que quieran a las mujeres por el machismo”, aunque esta era una idea muy clara sobre la cosificación de los cuerpos de las mujeres por parte de los hombres, uno de los participantes alzó su voz para decir que “las características que tiene una muchacha son dignas de admirar, no le veo nada de malo decirle adiós, no me parece falta de respeto” y otra joven disertó que “hay adolescentes que las violan o las matan porque andan en la calle fuera de horas establecidas”.

_DSC0201-min

Expresiones de justificación a la violencia machista continuaron escuchándose, entre aplausos y abucheos de parte de las y los asistentes. El equipo de La Corriente profundizó en cómo la sociedad actúa con permisividad para que los hombres ejerzan violencia contra las mujeres, mientras a ellas se les castiga con rigor cuando intentan poner un freno a diferentes agresiones machistas.

Se explicó que cuando hablamos de violencia machista, es necesario poner en evidencia quiénes son los que principalmente ejercen la violencia y qué cuerpos son los que mayormente la sufren.

Luego de presentar los mensajes y materiales que acompañan la campaña, los hombres empezaron a exteriorizar ciertas molestias, por ejemplo: “están incitando a la violencia. Informar a la gente no es crear un enfrentamiento entre mujeres y hombres, esos mensajes están promoviendo la violencia”, “no veo ningún mensaje religioso y eso sería muy importante que eso estuviera ahí, para poder llegar a la gente”.

Una joven alzó la voz para denunciar situaciones de abuso sexual infantil que como psicóloga ha atendido, donde son los papás de niñas desde 10 años quienes figuran como principales agresores sexuales. Seguido una joven dijo “si las mujeres nos quedamos calladas es por miedo y porque nos enseñan” y uno de los participantes expresó que “la violencia no tiene justificación ni nombre”.

Enfatizamos en que la violencia machista es un ejercicio de poder masculino contra las mujeres y cuerpos feminizados: niñas, niños, adolescentes y hombres que toman distancia de la masculinidad dominante, porque el machismo condena el buen trato.

¿Y vos, cómo hacés el amor? En Chontales

Nos fuimos a la comunidad El Coral, municipio de Chontales, donde presentamos la campaña ¿Y vos cómo hacés el amor?

“El amor no solo es sexo. También está el amor a Dios”, fue la primera expresión que escuchamos al preguntar reacciones al nombre de esta campaña.

Dios, la fe y la iglesia, tienen gran influencia en las maneras de entender y definir el amor como lo constatamos en los siguientes comentarios: “el amor es amplio y se puede expresar de muchas maneras”, “Dios nos manda en sus mandamientos a amar al prójimo como a uno mismo”, “por falta de fe el amor se enfría”, “Los padres nos han enseñado a amar desde la palabra de Dios”, “el amor lo aprendemos en diferentes lugares, en la escuela por los valores y en la iglesia por la palabra”, “existe un amor filial, erótico, a los hijos, la sociedad, el amor al servicio”.

_DSC0231-min

¿Cómo aprenden las mujeres y hombres a amar? Preguntamos a las y los asistentes para profundizar en los referentes amorosos, manifestando que “una forma de mostrar el amor que se les enseña a las mujeres es callar, no provocar”, “las mujeres tenemos que soportar todo, nos dicen que no andemos de locas con otro”, “es el padre de tus hijos, aguantalo, no andés de loca, le dicen a las mujeres”, “te casás para ser feliz y te encontrás a un hombre que te maltrata”, son parte del sentir de las mujeres participantes.

“Zorra”, “marimacha”, “sin rienda”, “mula” (porque se comportan como un hombre), “no está sujeta al marido”, son ofensas con las que se señala a las mujeres que transgreden mandatos de feminidad en la comunidad, expresaron las y los asistentes.

Y entre otros comentarios agregaron: “el amor comienza en casa, si un niño crece viendo agresividad así será de grande”, “las mujeres tenemos la culpa porque desde chiquito les enseñamos a los hombres ser así, les decimos amarren a su gallinas que mi gallo está suelto”.

Al hablar de señales de alerta ante una relación de noviazgo o de pareja violenta, una de las compañeras dijo “si tenemos el celular con bloqueo nos dicen que tenemos otro”, añadiendo que es parte del control en tiempos modernos.

_DSC0249-min

Luego de presentar los mensajes centrales de la campaña, mujeres y hombres comentaron sobre la influencia que tiene la música, cuentos de hadas, películas, novelas, la historia de Romeo y Julieta en la construcción que nos hacemos sobre el amor, en la idealización de “mi príncipe azul”, “mi amor platónico”, “mi medio limón”, dijeron.

Lamentaron la forma de informar de medios de comunicación y lo que escuchan en las declaraciones de los femicidas “La maté porque la amaba, no aguantaba verla con otro”, expresó uno de los participantes, al repetir lo que escuchó en la declaración de un hombre que mató a su pareja.

El equipo de La Corriente habló sobre la importancia de vivir amores sanos, saludables, placenteros. Alertamos a las mujeres a poner atención a las distintas expresiones de violencia machista porque como afirmó una joven “si vamos a ser infelices para que seguir juntos, mejor poner fin”. Añadimos que las rupturas no son fracasos, porque las relaciones de noviazgo y de pareja no son un contrato para toda la vida.

Alentamos a que desde los hombres es crucial asumir responsabilidades para prevenir y erradicar la violencia machista.

¿Y vos cómo hacés el amor? En El Rama

Por la tarde del 28 de febrero llegamos al siguiente punto de actividad en El Rama. Aquí fuimos recibidas por el Consejo Municipal de Adolescentes y Jóvenes Comaj de El Rama.

El público en su mayoría eran adolescentes y jóvenes para quienes el amor es: “afecto”, “un sentimiento”, “a veces es algo íntimo”, “amor de madre, de amigos, de hermanos”, “el amor a Dios”, “hay diferentes amores, amor sentimental que puede ser amor a primera vista y amor de amistad. Y de la amistad también puede surgir amor”.

Reconocen como productos culturales influyentes en la vivencia del sentimiento amoroso a las películas, canciones y novelas. Sobre lo cual una de las adolescentes mencionó que “las novelas nos muestran a mujeres que no pueden hacer nada si no tienen al amor de su vida a su lado”.

_DSC0314-min

De este lado del país, no se habla de las medias naranjas, se refirieron a “media guayaba”, definiéndola así “la media guayaba es la que es igual a mí, lo que me falta, mi complemento”.

El grupo habló sobre estereotipos que se marcan a partir del sexo. En este punto algunos hombres dijeron que las mujeres son chismosas y más infieles que los hombres. Un participante en particular refirió que “las mujeres son la cámara de vigilancia de Nicaragua”.

A estos juicios las jóvenes respondieron “las mujeres no son más infieles, lo que pasa es que si un hombre anda con dos mujeres lo alaban, y si lo hace una mujer, la acaban, la tachan de zorra”, “hay muchos hombres chismosos, que exageran. No solo es un asunto de las mujeres. Ellos hablan de las parejas que han tenido y toda la experiencia sexual que vivieron juntos”.

Sobre el tema del acoso sexual callejero, la mayoría de las adolescentes y jóvenes alzaron su mano para decir que es como el pan de cada día “los hombres tienen mucho ego, por eso enamoran a las mujeres”, dijo un joven. Otro de los jóvenes que pidió la palabra expresó “ahora por todo nos tildan de machistas”.

_DSC0312-min

Una vez que presentamos los mensajes de la campaña, vinieron las reacciones y aprendizajes: “mujeres y hombres no podemos dejarnos llevar por el amor, no debemos tener el control de las otras personas”, “esta campaña nos educa ante tanta desgracia que golpea a las mujeres en Nicaragua, niñas, adolescentes, jóvenes, adultas”, es muy útil para que mujeres y hombres vayan construyendo buenas actitudes”.

El equipo de La Corriente enfatizó en que esta campaña se propone cuestionar las prácticas que fomentan relaciones abusivas en nombre el amor y aportar algunas pistas que contribuyan a ampliar la consciencia y responsabilidad sobre los propios sentimientos y las relaciones amorosas que establecemos con otras personas.

¿Y vos, cómo hacés el amor? Muelle de los Bueyes, última parada

En este municipio fuimos recibidos por la Comisión de Juventud del Comité de Desarrollo Municipal (CDM Juvenil) de Muelle de los Bueyes.

Algunas ideas sobre el amor que mencionaron las y los asistentes son: “Amor al prójimo”, “tiene varias definiciones no solo es sexo”, “se cultiva”, “lo expresamos ayudando a una persona”, “se tiene amor para hacer predicaciones”, “amor a uno mismo, a las otras personas y Dios”, “el primer valor que se cultiva es el amor, es lo que podemos sentir hacia otra persona: padres, parejas”, “saber convivir, ayudar a los más necesitados, la caridad”; “aprendemos a amar en la escuela desde la consejería y en la familia”.

_DSC0358-min

El equipo de La Corriente destacó que es fundamental reflexionar profundamente sobre el amor puesto que la ideología del amor romántico sirve como caldo de cultivo para el ejercicio del control y sometimiento que afectan de manera particular a las mujeres.

Algunos participantes dijeron que zorra”, “prostituta”, “vagas”, “mujeres de la buena vida”, son calificativos que usan contra mujeres que presentan comportamientos que “solo se esperan de un hombre”.

Al reflexionar sobre razones de las desigualdades en las relaciones de noviazgo y pareja expresaron: “lamentablemente esto es una cultura y se va cultivando día a día en nuestra sociedad”, en la comunidad hay mujeres que aguantan al marido porque nos dicen: hasta que la muerte los separe”, “debemos reconocer que las palabras lastiman, violencia no solo son los golpes”.

“Hay que ir a las raíces para poder cambiar todo lo que nos han enseñado”, “el amor es algo libre y mutuo”, fueron algunas de las reacciones a los mensajes centrales de la campaña.

Abrazamos la esperanza

Desde el Programa Feminista La Corriente agradecemos a la Asociación Juvenil Impactando el Presente (AJIP) por las coordinaciones establecidas con el Consejo Municipal de Adolescentes y Jóvenes de El Rama y el CDM Juvenil Muelle de los Bueyes. Reafirmamos nuestro compromiso para emprender procesos de cambio, necesarios para acabar de una vez por todas con la violencia machista…Nos queda mucho por hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *