La campaña Por una Cultura Laica es la última que ha presentado La Corriente. Surgió como resultado de la investigación El uso y abuso de Dios y la Virgen, en la cual mujeres de todo el país compartieron sus experiencias de fe y los nudos que ellas ven en la relación con Dios y el poder de las iglesias en sus vidas.

Con esta campaña queremos provocar un ejercicio de reflexión sobre el significado de la fe, en un contexto de creciente fanatismo religioso y político, que tienen entre sus principales consecuencias el uso de la imagen de Dios y la Virgen con fines político-partidarios. También nos proponemos fomentar unos valores laicos que respeten la libertad de conciencia en todas sus expresiones, incluyendo las de tipo religioso.

De ninguna manera se trata de proponerles que dejen de creer en Dios, Jesús o la Virgen María, por el contrario, esperamos que este material les aporte nuevas reflexiones sobre lo sagrado, es decir, lo que resulta agradable a los ojos de Dios; porque estamos convencidas que todas las decisiones que tomamos con consciencia y responsabilidad son del agrado de Dios y por el contrario, todo aquello que nos provoca dolor y sufrimiento ensombrece la imagen y el amor de Dios.

La campaña contó con tres ejes que dieron origen a los mensajes, los cuales son:

– La libertad para decidir sobre el propio cuerpo, con el lema:

3

Este lema surge para dejar claro en las personas que el Dios en el que queremos creer las mujeres es amigo, comprensivo de las realidades complejas que vivimos y no se encarga de juzgar nuestras libertades, sino de celebrar con nosotras logros, metas y deseos cumplidos.

Este mensaje es también un llamado a quienes en nombre de Dios se encargan de moralizar las acciones que tomamos sobre nuestro cuerpo.

Decir sobre el propio cuerpo es un derecho humano y es parte del libertad con la que nacemos todos los seres humanos.

– La responsabilidad que tenemos cada una y cada uno sobre nuestras acciones, con el lema:

2

Este mensaje es un llamado a la reflexión sobre los actos personales. En nombre de Dios muchas personas dejan de hacer cosas y de luchar por sus derechos.

Poné de tu parte implica dejar de creer en un Dios providencialista y mágico, que nos va a resolver los problemas más allá de nuestras decisiones.

Es un llamado a tomar parte en cada acción que realizamos. Así dejamos de creer que si Dios quiere vamos a salir de la pobreza, o que si Dios quiere vamos a terminar los estudios, es decir, se trata de tomar la vida en nuestras manos.

– Una crítica a todos los abusos de poder, principalmente aquellos que se hacen en nombre de Dios, con el lema:

1

Este mensaje nos recuerda que cualquier abuso que se realice para dañar, explotar, manipular o violentar a una persona o a un pueblo son actos que ofenden a Dios.

Este mensaje nos llama a no dejar que en nombre de Dios, los hombres, el gobierno, sacerdotes, pastores, etc. abusen se su poder sobre las personas que consideran más débiles.

En nuestra sociedad hay toda clase de abusos de poder que se cometen particularmente en contra de las mujeres, niñas, niños y adolescentes: violencia machista, abusos sexuales, imposición del embarazo aun en los casos más extremos, corrupción, negación del derecho a la participación, entre otras.

Al Dios de amor le ofenden todos los abusos de poder y las injusticias que se comenten en contra de las mujeres.

El equipo encargado del diseño, planificación y ejecución de la campaña, estuvo a cargo de la directora de nuestra organización María Teresa Blandón, Cristina Arévalo Contreras, Milagros Romero, Elvis González Salvatierra y Oscar Acuña.

La campaña está siendo promocionada a través de diversos materiales, a saber:

– Bolsos

– Camisetas

– Afiches

– Vallas de carretera

– Calcomanías

– Viñetas radiales, que les compartimos a continuación:

Quien abusa de su poder ofende a Dios

Poné de tu parte, no le dejés todo a Dios


.florida real estaeраскрутка продвижение сайта в поисковых системахигры вулкан бесплатно без регистрации

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *