01/11/19

Ser lesbiana en sociedades que niegan a las mujeres el derecho al placer, representa probablemente una de las principales transgresiones en sociedades en donde la sexualidad está atada a la reproducción y un conjunto de convenciones, permisos y prohibiciones asignadas a hombres y mujeres de manera desigual.

El pasado 13 de octubre se conmemoró el Día de las Rebeldías Lésbicas. Esta fecha fue escogida durante el VII Encuentro Lésbico Feminista de América y El Caribe, realizado en Chile en el año 2007. Fue el 13 de octubre del año 1987 en la ciudad de México que se realizó el primer Encuentro Lésbico-Feminista de la región.

En Nicaragua, durante la última década se ha venido conmemorando el día de la rebeldía lésbica a través de acciones públicas que, por su carácter transgresor representan en sí mismas un desafío a los mandatos heterosexuales. Si bien a partir de la crisis que vive el país no ha sido posible realizar actividades públicas que de facto han sido prohibidas por el régimen Ortega-murillo, en La Corriente hemos continuado promoviendo reflexiones colectivas que favorezcan el reconocimiento y ejercicio de los derechos sexuales.

Durante casi siete años al aire, los micrófonos de Cuerpos Sin-Vergüenzas han estado abiertos a activistas y colectivos lésbico-feministas para reflexionar con nuestra audiencia, sobre el impacto que la homo-lesfobia tiene sobre la vida de homosexuales y lesbianas, denunciar la violación de derechos humanos y dar a conocer las demandas formuladas por estos colectivos.

Para hablar de la situación de las lesbianas en Nicaragua, invitamos a María Orozco y Anieska Rodríguez del Colectivo Lésbico Feminista ARTEMISA y también, a Fátima Cruz de la Iniciativa por los Derechos Humanos desde la Diversidad Sexual IDSDH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *