31/01/2019

El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) fue fundado en febrero de 1957, es decir, hace 62 años. Se creó con el propósito de proteger a las y los asalariados. La ley en vigencia, que regula la seguridad social, fue emitida en marzo de 1982, es decir, hace 37 años.

Si bien las deficiencias y limitaciones de la seguridad social en términos de cobertura, han sido una constante desde su misma creación, durante los últimos doce años y bajo la administración Ortegamurillo, se ha venido profundizando una crisis cuyas causas mucho tienen que ver con una mala administración.

En abril del 2018, y ante una de las peores crisis del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social –INSS- se anunció una reforma que incluía el incremento del pago de cuotas de las y los jubilados y de las empresas, lo que detonó las protestas de abril, devenidas en una crisis cada vez más profunda.

Aunque dicho decreto fue revocado buscando frenar la protesta ciudadana y luego de más de 20 jóvenes asesinados, 9 meses después, el régimen se apresta a aprobar una nueva reforma, la cual entraría en vigencia a partir del 1 de febrero del presente año.

Para hablar sobre el estado actual del INSS y las consecuencias del paquete de reformas, en esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas nos acompañó el Dr. Manuel Israel Ruiz, experto en seguridad social.

Estado del sistema de seguridad social en Nicaragua

 El Dr. Manuel Israel Ruiz quería ser pastor evangélico, pero trabajar en materia de seguridad social lo llevó a encontrar su compromiso con la sociedad, sobre todo, con las personas en condiciones de vulnerabilidad como viudas, niñas y niños huérfanos.

¿Por qué hemos llegado a esta situación? ¿Cuáles son las deudas históricas del sistema de seguridad social con la sociedad nicaragüense? nos interpeló Manuel Israel Ruiz al iniciar la entrevista.

Desde la mirada del especialista, se requiere de una reforma integral, que resuelva problemas serios en los programas de seguridad social que el INSS maneja actualmente, como son el seguro de invalidez, vejez y muerte, seguro de enfermedad y maternidad, el programa para víctimas de guerra, seguro de riesgos profesionales, asimismo, la gobernabilidad, pues “no hay reforma que sirva mientras no haya autonomía”, dijo Ruiz.

También explicó que para ser aprobado el paquete de reformas a la seguridad social, dicho reglamento debe pasar por la firma del Poder Ejecutivo, es decir Ortegamuriilo, y posteriormente, ser publicado en La Gaceta, diario oficial. Nuestro invitado lamenta que las advertencias y propuestas de especialistas en temas de seguridad social, no hayan sido escuchadas por la actual administración del INSS.

Para superar la grave crisis financiera del INSS, el especialista anhela que pronto podamos tener una Ley consensuada y señala que para que esto sea posible, debe garantizarse la participación de las y los trabajadores sin exclusiones, pensionados/as, empleadores y universidades.

Les invitamos a escuchar esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas para conocer a profundidad en qué consiste el paquete de reformas al seguro social y su impacto. También les invitamos a escuchar un sondeo que recoge opiniones de mujeres y hombres sobre la reforma.

Sondeo de opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *