Aunque hay diferentes versiones sobre la elección del 30 de mayo como día de las madres, lo cierto es que esta celebración forma parte de una tradición que moviliza no solo a las familias, sino a las escuelas, los medios de información y el comercio.

Durante todo el mes de mayo el comercio y los medios, también el gobierno, bombardean a la ciudadanía con toda clase de mensajes que ponen en alto a las madres nicaragüenses, por ser abnegadas y amorosas con sus hijos.

Detrás de esta “fiesta nacional” se esconden miles de relatos de mujeres que ejercen su maternidad con muchos conflictos y contradicciones y sobre todo en condiciones de mucha desigualdad y violencia.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas y como homenaje a las madres nicaragüenses de carne y hueso, conversamos con mujeres trabajadoras por cuenta propia, sobre sus experiencias en el ejercicio de la maternidad.

Una plática sin-vergüenzas sobre maternidad

En cabina nos acompañó Ariana Latino Rugama de 29 años de edad. Ella es madre de 3 niños y propietaria del salón de uñas “Dalas Nails”. Además de atender en su negocio, también trabaja a domicilio e imparte clases sobre estilismo.

Ariana Latino Rugama

Ariana Latino Rugama

Además, conversamos con Carmen Picado Orozco, de 48 años de edad y madre de 2 hijos. Es dueña de un tramo de ropa en el mercado Iván Montenegro de Managua y vende repochetas en su casa por la noche.

En el desarrollo de la entrevista, Ariana y Carmen cuentan de qué manera cambiaron sus vidas cuando se reconocieron como madres, qué ha sido lo más bonito, lo más difícil o doloroso de la maternidad.

Carmen Picado Orozco

Carmen Picado Orozco

Les invitamos a escuchar la edición completa de Cuerpos Sin-Vergüenzas y conozcan más sobre las experiencias de estas madres nicaragüenses, cuyas realidades son similares a la de muchas otras mamás en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *