10/01/2020

“La educación es un patrimonio nacional cuyas carencias afectan a todos y su mejoramiento es responsabilidad del gobierno y la sociedad. Es también un derecho humano fundamental e inalienable, una herramienta para que cada persona desarrolle y alcance el máximo de sus potencialidades”, señala el estudio “Prioridades de la educación nicaragüense para el siglo XXI”, del Centro de Investigación y Acción Educativa Social (CIASES).

Nicaragua cuenta con uno de los sistemas educativos más deficientes en la región y entre sus carencias se encuentran la ausencia de educación sexual en la currícula educativa, la inexistencia de una propuesta formativa basada en valores laicos y el desinterés institucional por formar a profesores y profesoras para ejercer un papel determinante en relación a estos procesos.

En el contexto de crisis que atraviesa el país, los problemas estructurales del sistema educativo se han potencializado a raíz de la violencia estatal que vulnera la seguridad y estado emocional de niñas, niños y adolescentes que asisten a la escuela, señala un estudio que recientemente realizó La Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabajan con la Niñez y la Adolescencia –CODENI-.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversamos sobre los desafíos que actualmente enfrente la educación en Nicaragua. Para hablar de este tema nos acompaña Jorge Mendoza, del Consejo de Coordinación de CODENI y Director del Foro de Educación y Desarrollo Humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *