El mercado, el Estado, los medios de comunicación y la sociedad en su conjunto, se empeñan en reforzar discursos que presentan el trabajo doméstico no remunerado como responsabilidad principal de las mujeres.

El trabajo reproductivo y de cuidados se proyecta como función exclusiva de las mujeres, en tanto los hombres se asumen en el mejor de los casos como apoyos complementarios y eventuales.

La crítica feminista a la economía evidencia cómo la reproducción y el cuidado que dentro de los hogares se asigna a las mujeres, constituyen la base sobre la cual se sostiene el capitalismo neoliberal.

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas conversaremos sobre el trabajo de cuidados en el contexto nicaragüense con Geni Gómez, activista feminista y autora del estudio “Cómo se resuelve la vida desde los hogares nicaragüenses y los retos para el movimiento feminista”.

Una plática de cuidado

Geni Gómez/ Grupo Venancia

Geni Gómez/ Grupo Venancia

Geni explica que el trabajo de cuidados se refiere las tareas que se realizan en el hogar y que garantizan el bienestar de las personas. En las familias, es sobre las mujeres en quienes recae esta responsabilidad porque se les educa para manifestar “amor a través del cuidado”, “darlo todo por amor”, dijo Geni.

Comentó que hacia los hombres hay poca exigencia y que se requiere visibilizar las tareas de cuidados como una función social, en tanto, los hombres que asumen su parte no “ayudan”, “colaboran”, “apoyan”, sino que están cumpliendo lo que les corresponde.

Geni nos invita a continuar impulsando una mayor reflexión con las mujeres acerca de la autonomía y la maternidad, para que las mujeres logren “vivir una vida que merezca la pena ser vivida”.

Les invitamos a escuchar y descargar esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas y conocer más sobre el costo que tiene para las mujeres la realización del trabajo de cuidados como responsabilidad casi exclusiva, qué papel juega el Estado en esta distribución desigual de los cuidados y también, cuáles han sido los aportes de las organizaciones feministas en Nicaragua para visibilizar la contribución de las mujeres al sostenimiento de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *