“Yo hago patria”, “Orgullo de mi país”, “Septiembre victorioso”, “Nicaragua bendita y siempre libre”, “Nicaragüense por gracia de Dios” son algunos lemas que ha impulsado el gobierno de Ortega-Murillo con los que se pretende resaltar los llamados valores patrióticos y nacionalistas, sin embargo, es evidente que estos discursos pierden fuerza en el actual contexto de crisis sociopolítica.

En este mes denominado “Mes de la Patria” dedicamos esta edición de Cuerpos Sin – Vergüenzas a analizar los conceptos de patria, patriotismo y nacionalismo y cómo se vinculan estos valores con la cultura política predominante en el país.

Hacia una idea incluyente de nación

En cabina nos acompañó una investigadora y el profesor Freddy Quezada, sociólogo y escritor, con quienes analizaremos los procesos de construcción de significados simbólicos que hacen a la patria.

El profesor Quezada, desde un sentido académico, prefiere hablar de Estado – Nación, en lugar de Patria. Explica que patria y nación tienen una relación filial porque nación es nacimiento. Señaló que Estado – Nación una criatura de la modernidad.

El maestro Quezada también dijo que un Estado Nacional que no puede resolver grandes y pequeños problemas, y que por dentro está podrido, hay que cuestionarlo. Propone que hay que buscar una fórmula que dé remedios a grandes males.

“La nación está anclada en una historia muy violenta y un tema muy racista, una historia que borra la diferencia, la diversidad”, dijo la compañera investigadora. Para ella, a pesar de la crisis del Estado – Nación “el nacionalismo mueve cosas, hay un lado subjetivo de pertenencia que te hace ir a pelear por un espacio, llorar cuando cantan un himno, vibrar de alegría cuando escuchás la canción que creés representa ese espacio donde naciste, con el cual te identificás y eso es fuerte en la construcción de la política”.

En el desarrollo de esta entrevista con el profesor Quezada y la compañera investigadora, analizamos los orígenes y propósitos de los discursos dominantes acerca de la patria, asimismo, las fisuras históricas entre el discurso nacionalista y patriotero y los conflictos de clase, género, etnia-raza, que caracterizan a la sociedad nicaragüense.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *