Archivo de la etiqueta: feminismo nicaraguense

SEGUIMOS HACIENDO COMUNICACIÓN

Es mayo y Cuerpos Sin-Vergüenzas, el proyecto radial de comunicación feminista de La Corriente, cumple tres años al aire. Este ha sido un espacio que busca promover el debate y la crítica entre la opinión pública sobre temas relacionados con los derechos sexuales y derechos reproductivos, además de los que incluye la agenda feminista.

En esta edición preparamos un especial de lo que ha significado Cuerpos Sin-Vergüenzas para quienes estamos involucradas en el equipo de producción, compartimos pinceladas de algunos programas que hemos hecho durante estos tres años y también agradecimos a quienes nos han sintonizado y acompañado en cabina.

Por esta ocasión, nuestro programa fue conducido por Ariana McGuire, quien desde controles de Radio Universidad ha sido parte fundamental del equipo.

CSVEquipo

De izquierda a derecha: Franklin Hooker, Rosi Castillo, Cristina Arévalo, Ariana McGuire y Elvis Salvatierra.

Equipo Sin Vergüenzas

María Teresa Blandón, directora de La Corriente señala que este programa de radio “aborda temas que son de suma importancia para la promoción de los DS DR, prevención de la violencia, la defensa de los derechos de las mujeres en general”. Ella es enfática al decir que “alguien tiene que hacerle contrapeso a la basura sexista, homo-lesbo-trans-fóbica, racista, a los fundamentalismos religiosos, que están presentes en grandes medios de comunicación”.

Cristina Arévalo ha conducido Cuerpos Sin-Vergüenzas desde su comienzo para ella “aunque solo es una hora al aire a la semana, es un trabajo súper complejo que si no fuera por un equipo que se apoya una a la otra, no podría salir al aire, es una muestra que se puede hacer comunicación feminista entre personas jóvenes y adultas y eso a mí me emociona, me da muchísimo gusto”, expresa.

Elvis Salvatierra también ha estado en el equipo de Cuerpos Sin-Vergüenzas durante los tres años, actualmente es responsable de la producción del programa y es la otra voz detrás del micrófono. Destaca la necesidad de producir comunicación para la igualdad y la diversidad y refiere que para ello es necesario “personas que hagan comunicación comprometida con ellos/as mismos/as y con la ciudadanía para no abonar a una comunicación perversa y desdeñable”.

Franklin Hooker lleva dos años en el equipo del programa, entre sus responsabilidades está la de realizar sondeos de calle y recalca que acercarse a la gente, percibir la realidad del día a día le ha permitido identificar que las personas tienen mucho que decir sobre temas considerados tabú en el plano de la sexualidad y comentó que esto permite “combinar la teoría con las opiniones que tiene la gente en la calle”.

Rosi Castillo es la integrante más joven en el equipo, comenta que ser parte de este programa le ayuda a construir y deconstruir su feminismo desde lo personal “ha sido una forma distinta de hacer radio, de hacer comunicación feminista”, menciona.

Por el equipo de Cuerpos Sin-Vergüenzas también han dejado huella otras personas que se comprometieron con la apuesta de expandir el feminismo al aire, a ellas nuestro agradecimiento, así como a Radio Ocotal Estéreo, quien reproduce cada viernes nuestras ediciones y también agradecemos a todas las personas que nos sintonizan fielmente en directo y mediante nuestro canal de Ivoox.

CONVIERTETE Y CREE EN EL FEMINISMO

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas concluimos la edición especial del mes de marzo sobre genealogía feminista. En esta ocasión hablamos de los cuerpos diversos que integran los feminismos en Nicaragua, como una necesidad de hacer visible su existencia, entablar diálogos y reconocer sus aportes a la diversificación del movimiento de mujeres y feministas en Nicaragua.

Compartieron con nosotras en cabina, Gilma Estrada, activista de Operación Queer y Yanina Luna, activista feminista especialista en cultura menstrual; con ellas platicamos sobre sus vivencias con los feminismos y puntos de tensión entre el feminismo joven y adulto.

Reapropiarnos del cuerpo

Gilma tuvo sus primeros acercamientos con el feminismo cuando emigró hacia Managua desde Diriamba, entre sus dieciséis y diecisiete años. Cuenta que le pareció curioso el tema del empoderamiento del cuerpo “me empecé a acercar, a descubrirme más desde la vivencia”, dijo.

Para Yanina hay un antes y un después luego de haber conocido del feminismo “fue muy sacudidor”, expresó. Relata que comenzó muy joven integrándose a movimientos de mujeres y asumiendo responsabilidades con la Campaña 28 de Septiembre, comentó que tuvo muchos aprendizajes con mujeres adultas y fue encontrando respuestas ideológicas.

Yanina manifiesta que la teoría feminista nos facilita digerir el cómo habitamos nuestro cuerpo y “permite reapropiarnos del cuerpo que habitamos en un mundo hostil para las mujeres”.

Hilma

Puntos de tensión

Gilma señala que no habría reflexiones sobre lo queer sin feminismo. Reconoce que gracias al movimiento de mujeres y al feminismo se han abierto muchas otras reflexiones “fueron ellas quienes nos abrieron el camino”, comenta.

Destaca que hay un aprendizaje mutuo entre mujeres jóvenes y adultas “hemos aprendido de las adultas y ellas han aprendido de nosotras”. También indica que al momento de colectivizar hay una unión entre lo queer y los feminismos.

De acuerdo a Nina, los puntos de tensión entre el feminismo joven y adulto a veces está en la necesidad de marcar una agenda “cuando no coincide entramos en pánico”, añade. Recalca que las feministas adultas “nos han dado la posibilidad de que no estamos saltando al vacío (…) entender que estamos sostenidas en algo”.

Nina

Desafíos

Ambas invitadas coinciden en la necesidad de continuar apostando a la diversificación de los cuerpos en el feminismo nicaragüense, en este sentido señalan como desafío el colocar en la agenda feminista como prioridad, debates trans, lésbicos, afrodescendientes, queer e indígenas.

куртка осенняя

BURLARNOS DEL PATRIARCADO

En Cuerpos Sin-Vergüenzas el mes de marzo lo dedicamos a la genealogía feminista, como un esfuerzo a la construcción de la memoria histórica de los caminos del feminismo nicaragüense.

En esta edición homenajeamos a la feminista Ivone Siu. En voz de Patricia Lindo conocimos de sus valiosos aportes en la formación del movimiento de mujeres y feministas en Nicaragua.

En cabina nos acompañaron Sobeyda Rodríguez, comunicadora social y la teatrista Magaly Castillo, ambas activistas feministas. Ellas conversaron con nosotras sobre nuevas formas de activismo feminista.

Activismo en redes

Sobeyda Rodríguez es bloguera y fotógrafa surrealista. Cuenta que cuando comenzó en la formación feminista no se atrevía a nombrarse como tal, pero que con sus escritos cuestionadores la gente la comenzó a nombrarla feminista y así se fue asumiendo desde hace tres años “si soy feminista mi trabajo debe demostrarlo”, dijo.

Sobeyda menciona que es un reto hacer feminismo desde el mundo virtual por los ataques que se reciben al cuestionar las desigualdades. Comenta que uno de los desafíos del activismo en redes es que el contenido llegue a las personas menos privilegiadas con el acceso al internet.

Soso

Artes escénicas

El teatro me ha funcionado como una estrategia en mi ciudad, la gente lo goza, se identifica”, refiere Magaly Castillo, integrante de la Colectiva de Teatro Amapolas de Estelí, quienes además del teatro, promueven espacios de debate en su municipio.

Magaly indica que son limitadas las condiciones para poner en escena sus obras, sin embargo, logran presentarse con aportes solidarios de otras personas.

MagyCastillo

Desafíos

Diversificar las formas de activismo en Nicaragua es una de las apuestas del activismo feminista. Sobeyda opina que en estas nuevas formas de activismo es necesario trabajar para mejorar las condiciones para que otras chavalas tengan acceso al internet; Magaly por su parte, insta a que las mujeres compartamos nuestras historias, pues el teatro se alimenta de las realidades del día a día. 

чехол для кистей купитьbuy hookah online cheap

LA REVOLUCIÓN ES FEMINISTA

En Cuerpos Sin-Vergüenzas continuamos nuestro especial del mes de marzo, reconstruyendo hitos de la consolidación del movimiento de mujeres y feminista de Nicaragua.

En esta ocasión homenajeamos el legado de Silvia Carrasco a través de una de sus entrañables amigas, Alina Guerrero, quien compartió sobre el tema que más ocupó a Silvia: la violencia hacia las mujeres.

En cabina nos acompañó Lola Ocón Núñez, feminista de larga trayectoria en el país, quien nos relató momentos claves de la organización autónoma de los movimientos de mujeres y feministas, así como los momentos de crisis.

La revolución nos dejó una impronta feminista

Lola reconoce como la primera ola del feminismo en Nicaragua a las sufragistas que integraron la alianza liberal por el derecho al voto y a la segunda ola la ubica con el proyecto de la revolución, donde las mujeres se organizaron en diversos espacios como AMPRONAC y AMNLAE.

Cuenta que la revolución dejó una “impronta feminista”, marcada por la guerra y el dolor. Lola describe que desde estos movimientos de mujeres comenzaron a cuestionar la neutralidad e injusticias de género en la revolución y también destaca que la llegada al país de feministas de otras naciones aportó mucho a la noción de autonomía, mencionando que “ser feminista traspasa fronteras”.

LolaEditada

Qué significó la derrota del FSLN para nosotras

Lola detalla que la derrota del proyecto revolucionario “nos hizo tomar la lucha de otra manera”. En este período la cooperación internacional destina recursos para apoyar diversos centros de mujeres que desde la investigación, acompañamiento a mujeres víctimas de violencia, abordaje de derechos sexuales y reproductivos, contribuyeron a la consolidación de la agenda feminista en Nicaragua.

Puntea que encontrarnos después de la derrota del FSLN significó “encontrarnos para hablar desde el gozo y la esperanza, era ver la Revolución en nuestras propias vidas, en otras dimensiones”, recalcando luchas como el transgredir las normas, la no violencia y cuestionar maternidad obligatoria.

Señala que hubo oportunidades de proyección a nivel internacional como la Conferencia Mundial en Viena en 1993 donde se reivindicó que los derechos de las mujeres también son derechos humanos y que les dejó articulaciones regionales para nutrir estrategias de trabajo.

Las crisis contribuyeron a crecer

Lola comenta que en el año 2000 comienzan años de crisis. Agencias de cooperación internacional destinan menos presupuestos para el trabajo con mujeres en Nicaragua. En esta época subraya que incursionan en otros feminismos, más allá del urbano, profesional, adulto y se abre el debate en torno al feminismo negro, joven, diverso, a profundizar en otras opresiones, fortalecer alianzas entre mujeres.

Hoy las circunstancias son más difíciles”, comenta Lola. Expone que el neoliberalismo, la expansión de transnacionales, el extractivismo, fundamentalismos religiosos, colocan a las mujeres en situaciones más vulnerables de violación a sus derechos humanos. Insta a retomar el estudio desde el análisis dialéctico feminista, encontrar respuestas desde la espiritualidad feminista para “poder vernos desde otras aristas con otras personas”.

rent condo in miami24optionпокер игра онлайн

En el quinto taller de nuestro ciclo de formación con hombres jóvenes sobre derechos sexuales y reproductivos, analizamos las consecuencias que los modelos amorosos predominantes tienen en las relaciones de noviazgo/pareja para construir desde el cuestionamiento, nuevos referentes éticos para vivir el amor como una forma de vinculación que abone a la igualdad y la no violencia.

María Teresa Blandón indicó a los participantes que todas las falacias del amor romántico están fundamentadas en el poder patriarcal para marcar jerarquías y lamentablemente esto lleva a justificar todas las formas de violencia que los hombres ejercen sobre los cuerpos de las mujeres “por esto es que hay una vinculación entre el amor romántico y la violencia machista, porque a las mujeres se les ha enseñado que hay que aguantar violencia en nombre del amor”, expresó María Teresa.

También se recalcó que estas ideas y prácticas no están presentes solo en las relaciones heterosexuales, sino que también en las relaciones entre personas LGBTI.

3_Editada

Una vez que se logró identificar cómo el sistema distorsiona y pervierte el sentimiento amoroso, los participantes manifestaron cómo les gustaría vivir sus vínculos amorosos, entre lo que destacaron: “ver el amor como una experiencia/ensayo/”, “aprender a terminar una relación de pareja”, “con respeto por uno mismo”, “con empatía”, “sin dependencias afectuosas”, “comunicación asertiva”, “erotismo libre, sin etiquetas, sin roles”, “bordar los conflictos”.

Al reflexionar sobre la pregunta ¿qué debo cambiar personalmente para vivir relaciones amorosas saludables? los hombres señalaron “no ser obsesivo/celoso”, “respetar espacios”, “no entregar todo”, “controlar los celos, “reconocer los límites de una relación amorosa”, “no controlar a la pareja”, “cambiar mis parámetros de búsquedas”, “cambiar la idealización del otro/a”.

El taller cerró con la presentación de la campaña ¿Y vos, cómo hacés el amor?, donde se mostraron materiales diseñados para difundir los mensajes centrales y finalmente, se les entregó un kit a cada participante.

1_Editada

продвижение сайтов в социальных сетяхsignalsмаркетинг юридических услуг

En esta edición de Cuerpos Sin-Vergüenzas hacemos una apuesta por la construcción de la memoria histórica de los caminos del feminismo en Nicaragua.

También homenajeamos a feministas que se han despedido de nosotras y que nos han dejado un legado en la construcción del movimiento de mujeres y feministas de nuestro país. Desde el relato de Olga María Espinoza, miembra y fundadora del Comité de Mujeres Rurales, podemos escuchar de los aportes de Cristina Rodríguez, lideresa comunitaria sindical y feminista.

En cabina nos acompañó Klemen Altamarino, quien conversó con nosotras sobre las motivaciones que llevaron a las mujeres en los años 80’s a organizarse para cuestionar los poderes patriarcales, demandar derechos humanos de las mujeres y reconocerse como feministas.

Las mujeres en la revolución sandinista

Klemen expresa que los años de la revolución sandinista las mujeres que se pronunciaban en defensa de derechos de las mujeres, eran catalogadas de hacer “diversionismo ideológico”, es decir, “estábamos hablando de cosas que no eran importantes”, detalla.

Relata que en ese momento las mujeres no tenían una definición de movimiento, sino que era “un juntar de voluntades”. Destaca que la conformación de las Casas de la Mujer AMLAE, fueron un espacio para hacer un reclamo de autonomía y además de capacitación para fortalecer discursos.

12833395_1138460539528050_270241784_n

La derrota del FSLN

Con la pérdida del poder del FSLN, Klemen comenta que surge la reflexión en las mujeres sobre qué tanto podía beneficiar estar en lo político partidario y qué tanto les beneficiaba trabajar desde las redes de mujeres distantes de un proyecto revolucionario que no les dio espacio a las mujeres.

Señala que en la década de los 90’s es posible el Primer Encuentro Nacional entre Mujeres llamado “Unidas en la diversidad”, donde se crearon comisiones de trabajo sobre violencia, sexualidad, educación, entre otros temas, asimismo el primer Comité Nacional Feminista.

Desafíos en los caminos del feminismo

Altamirano enuncia que la lucha de las mujeres y feministas sigue siendo lograr una autonomía real, juntar voluntades, enfrentar rupturas y tensiones dentro del movimiento feminista, establecer puentes entre feministas adultas y feministas jóvenes así como la diversificación de los cuerpos.

помощь в раскрутке сайтаТашкент укладка штучного паркета недорогоиграть онлайн вулкан бесплатно