A las cabareteras nos queda el desafío de continuar haciendo propuestas de teatro cabaret porque como dijo Ana Francis, citando a Bertha Zúñiga Cáceres: “La alegría es el corazón de la resistencia”.

En este encuentro quedó evidenciada la necesidad de promover más espacios como este, en el desde una mirada feminista las lesbianas podamos reflexionar sobre las experiencias de discriminación, pero también de nuestras rebeldías que animan y dan fuerza a otras mujeres en el esfuerzo de defender su libertad.

Luz Marina Torres directora del Colectivo 8 de Marzo, inició la actividad enfatizando en que los hombres y el Estado deben asumir su responsabilidad en la prevención de la violencia contra las mujeres en un país con altos índices de violencia física, sexual y femicidios y destacó que “podemos vivir sin que la violencia machista esté presente en nuestras relaciones cotidianas”.

Celebramos el dinamismo y la autenticidad con que fueron expuestas las ideas sobre la violencia machista tanto por el equipo de La Corriente, como por las y los estudiantes que participaron en la presentación de la campaña.

Nos fuimos a la cabecera departamental de Carazo para presentar nuestra más reciente campaña de comunicación.

En las participaciones identificamos el peso de la construcción binaria del género en la socialización de hombres y mujeres y su relación con la violencia machista por lo que se enfatizó en la necesidad de cuestionar los mandatos de masculinidad y feminidad para lograr identificar pistas que permitan la edificación de nuevos significados y prácticas de relación entre hombres y mujeres.